10 Razones Por Las que Debes Crear Tu Empresa Luego De Graduarte, y No Buscar Un Trabajo Como Todos Hacen

Es cierto: Cualquier per­sona, luego de grad­uarse de la uni­ver­si­dad, puede con­seguir un tra­bajo de 9 am a 5 pm.

Sin embargo, resulta que la may­oría de las oca­siones, el puesto que con­siguen no es el que esperan, no es el que los hace feliz y mucho menos en el que quieran tra­ba­jar. Gas­tan horas y horas en un escrito­rio (argu­men­tando que es nece­sario para tener “expe­ri­en­cia”), tra­ba­jando en proyec­tos que no tienen ningún sen­tido para sus vidas, y reci­bi­endo un pago cada mes que, muchas veces, ni siquiera saben qué hacer con él.

the-social-network_4da73fc3-800x400-800x400

Tienes dos sem­anas de vaca­ciones al año, y solo puedes tomar­las cuando tu jefe y el resto de la com­pañía estén de acuerdo con ellas.

Defin­i­ti­va­mente enten­der la razón por la cual las per­sonas toman esta decisión luego de 4 años de esfuer­zos y sac­ri­fi­cios es difí­cil de com­pren­der. En vez de tra­ba­jar para alguien más, que con seguri­dad no entiende tus intere­ses, tus sueños y pasiones, por qué no tra­ba­jar para ti mismo? Aquí tienes 10 razones por las cuales debes intentarlo:

1. Cono­ces tus hábitos de trabajo:

No existe otra per­sona en el mundo que entienda mejor la forma como tú tra­ba­jas, que no seas tú. ¿Por qué tra­ba­jar para alguien que no respete eso? Tú sabes cuánto tra­bajo puedes ter­mi­nar, y sabes qué tan inteligente eres.

Aplica este conocimiento en la empresa por la que te mueres empezar, y no en un tra­bajo para el cual poco encajas.

Happy Young Professional


2. Apren­derás a tra­ba­jar de una forma mucho más inteligente:

En un tra­bajo común y cor­ri­ente, puede que apren­das a tra­ba­jar de una forma mucho más inteligente, pero no comprometidamente…no se trata de tu dinero, ni de tus inver­siones. Quizás no estés dando todo de ti para que ese tra­bajo se haga mejor, más rápido y a menor costo.

Cuando creas tu empresa, tienes que apren­der a realizar múlti­ples tra­ba­jos en muy poco tiempo. Te con­ver­tirás en una per­sona mucho más efi­ciente, lo que te per­mi­tirá tener tiempo para realizar otras actividades.


3. Enten­derás el sig­nifi­cado de tra­ba­jar duro:

Ser emprende­dor es el tra­bajo más reta­dor que existe en el plan­eta. Y tam­bién, es el tra­bajo mejor rec­om­pen­sado. Todas las horas, esfuer­zos y tra­ba­jos que pones en tu nego­cio serán recompensadas.

Agrade­cerás cuando generes tus primeras util­i­dades, y vas a querer tra­ba­jar más duro para que estas cifran vayan aumen­tando. Nunca más tomarás una hora de tu día viendo una pan­talla y un reloj como avanza, porque sabes que en ese tiempo podrías estar generando nuevos ingresos.


4. Obten­drás mejores habil­i­dades para vender y rela­cionarte con los demás: 

Cuando estas cre­ando tu empresa, ten­drás que encon­trar a las per­sonas ade­cuadas que te ayu­den a cre­cer; ten­drás que apren­der cómo hablar­les y cómo vender­les tu idea de nego­cio si quieres sobrevivir.

PUBLICIDAD

En un tra­bajo, alguien más está haciendo este tra­bajo por ti, algo que no está ben­e­fi­ciando ni hará que subas en la cadena de mando. En tu nego­cio apren­derás a generar rela­ciones valiosas, de esas que te rec­om­pen­sarán cuando nece­sites ayuda con cualquier cosa.

Leer también  Tenían 30 segundos para salvar las 3 cosas más preciadas. Así de fríos son los adultos hoy en día.

5. Tra­ba­jarás en tu pro­pio horario:

Nadie te dirá a qué horas debes entrar a tra­ba­jar o, a qué horas debes almorzar. Serás tu pro­pio jefe, así que tú deter­mi­narás cuando debes empezar a tra­ba­jar y cuando debes ter­mi­nar cada día.

No ten­drás que tra­ba­jar hasta tarde, a menos que tú lo deci­das. Si bien esto puede ser una ben­di­ción, al mismo tiempo es tu maldición. Sin embargo, con el tiempo y con los resul­ta­dos que vayas obte­niendo, agrade­cerás esta maldición.


Libros que debes leer:


6. Tan solo tienes algunos años para intentarlo:

Si esperas a que todo en tu vida esté listo para crear tu empresa, quizás se te haga muy tarde. Si estás plane­ando tener hijos, pién­salo dos veces: crear empresa y asumir sus respec­tivos ries­gos, com­bi­nado con la idea de tener familia puede que no resulte tan bien.

Entre más rápido sigas tu sueño de crear empresa, será mucho más fácil pen­sar en una familia y tu retiro en el futuro.


7. No tienes nada qué perder:

Eres joven, acabas de grad­uarte y es muy poco prob­a­ble que ten­gas com­pro­misos y per­sonas depen­di­endo de tu cheque. Entonces, ¿por qué no crear tu empresa, ahora, que puedes ser un poco egoísta con tu futuro? No tienes que respon­der por la hipoteca de tu casa, ni tam­poco tienes que vender tu carro para empezar tu negocio.


8. Tienes ideas nuevas e innovadoras:

Esto no sig­nifica que entre más viejo te hagas, menos ideas se te irán ocur­riendo; sim­ple­mente, hoy estás más dis­puesto a eje­cu­tar esas ideas locas que tienes en mente en com­para­ción a cuando vayan lle­gando los años. Incluso hoy, puedes imag­i­nar cuál será tu idea de nego­cio den­tro de 20 años, y aun así, creer en ella.

Has venido generando nuevas ideas de nego­cios por muchos años, y desar­rol­lando estrate­gias para ejecutarlas.

Entonces, ¿por qué no dar­les el uso que tu deseas en vez de esperar por años a que una com­pañía te escuche y las imple­mente a su man­era, sin tener en cuenta tus opiniones?


9. Serás más inteligente: 

El hecho de tener que apren­der acerca de cada aspecto de tu nego­cio te con­ver­tirá en una per­sona mucho más inteligente, a difer­en­cia de cumplir ordenes y pro­ce­sos en un puesto de tra­bajo corporativo.

Te con­ver­tirás en un con­ta­dor, admin­istrador, com­mu­nity man­ager, vende­dor y en muchas otras pro­fe­siones que se requieren para eje­cu­tar una idea de nego­cio. Nadie ten­drá la capaci­dad que tienes tú para eje­cu­tar tus fun­ciones y activi­dades pendientes.


10. Harás lo que amas:

Muchas per­sonas luego de obtener sus títu­los pro­fe­siones, adquieren un estilo y visión de vida banal, porque así se los han hecho creer, porque así fun­ciona el mundo. No seas este tipo de persona.

Si siem­pre has sabido lo que quieres hacer, ¿por qué no hac­erlo? No tra­ba­jes en un lugar que detestes, crea tu propia carrera.

#Empren­de­TuHis­to­ria

Fuente

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

400170_20170526000847

La niña que fue mordida por un lobo marino podría morir

Buscar: El video de lo que ocurrió se volvió viral, pero la mordida de esos …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo