28 cosas realmente estúpidas que hacemos cuando nos peleamos con nuestra pareja

1. Gritar muy fuerte y con los mocos fuera como un bebé desconsolado.

2. Tirarse del pelo y decir “¡es que me estás mantannnndoooooo!”

3. Pintar mensajes de odio con pintalabios en el espejo.

4. Dar patadas a su ropa.

5. Escupirle a la cara.

6. Escupirle a los zapatos.

7. Escupir a cualquiera de sus cosas que haya por la habitación.

8. Cortarse el pelo propio con una tijera de cocina.

9. Cortarle el pelo a tu pareja con una tijera de cocina.

10. Esconder algo a lo que tiene mucho cariño hasta que te de la razón.

11. Llamar a su madre y decirle que calme a su hijo/a.

12. Colgar sus fotos más sexys o más vergonzosas en las redes sociales.

13. Enseñarle las tetas y decirle, “¿ves?, pues de esto no va haber en un tiempo”.

14. Tirarle los zapatos por el balcón.

15. Poner muy fuerte la canción que más odia.

16. Pedir amistad a sus ex novios/as del colegio desde su Facebook.

17. Hacer pedorretas muy fuertes por la calle y decir “MI NOVIO/A ES UN PEDORRO”.

PUBLICIDAD

18. Restregarle por la cara que la última vez el sexo fue malo.

19. Tirar comida a la pared y que se quede sucia e insalvable.

Leer también  (Video) El hijo de Pablo Escobar revela qué pasó con la gran fortuna de su familia

20. Tirar libros de 500 páginas a la pared y hacer mucho ruido.

21. Tirar cualquier cosa a la pared, por mínima que sea, con un gesto de violencia exagerado en la cara.

22. Enseñarle el pene y decirle, “¿ves esto?, pues no va a haber en un tiempo”.

23. Mirarle el pene y decirle “PUES GRACIAS A DIOS QUE NO VA A HABER”.

24. Chantajear emocionalmente a tu pareja diciéndole que te vas a llevar al gato.

25. Chantajear emocionalmente a tu pareja diciéndole que no vas a ir a la cena de Navidad de su familia.

26. Chantajear emocionalmente a tu pareja diciéndole que no te gusta cómo cocina su madre.

27. Ingorarle durante horas, durante días, durante semanas… hasta que ceda.

28. Decir “pues me voy”, ponerte la chaqueta diciendo “pues yo me voy eh”, ponerte los zapatos diciendo “que sepas que me voy y no vuelvo”, abrir la puerta y decir “que mira, que estoy en la puerta y me voy a ir y no me vas a volver a ver”, pegar un portazo, esperar 10 minutos en las escaleras y regresar como un perrete mojado y triste dispuesto a hacer las paces.

Visto en: PlaygroundMag por Luna Miguel

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

los-ricos-te-ignoran-tac3news

La ciencia lo confirma ¡Los ricos te ignoran!

Los ricos no prestan atención a las personas de su entorno. Esta es la principal …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo