3 hombres intentaron abusar de una joven en su casa. Al defenderse, le tiraron algo encima. 10 años después, luce así.

Sonali Mukheriee era una universitaria de 17 años, miembro del Consejo estudiantil de su Facultad, capitana del Cuerpo Nacional de Cadetes de su Universidad, que soñaba con estudiar un postgrado en Sociología. Tenía todo lo que necesitaba para ser feliz.

Pero entonces, en cuestión de minutos, su futuro se hizo añicos.

Una noche estaba sola en casa cuando tres hombres irrumpieron violentamente. Día tras día, la chica había ignorado el acoso de estos hombres de camino a clase. Pero ahora, cuando luchó por defenderse, sintió una terrible sensación ardiente que la envolvía, como si la cubriesen miles de llamas. El dolor era tan intenso que no veía nada. Luego dejó de oír y, finalmente, perdió la consciencia.

Cuando despertó, estaba en el hospital. No podía moverse, hablar ni comer. Había sido víctima de un ataque con ácido.

Los médicos no sabían qué hacer al principio: la piel de la cara se le había quemado totalmente. No tenía orejas ni párpados. “El reto era darle una cara normal, lo más parecida a la de un ser humano normal”, explicó su doctor.

Sonali sufrió dolores constantes durante meses. Era como una pesadilla de la que no lograba despertar.

En los 10 años siguientes le realizaron 27 reconstrucciones faciales. Mientras tanto, su padre vendió todo lo que poseía, incluida la casa familiar, para pagar los costes de llevar a los atacantes de su hija a juicio, así como las operaciones.

Los delincuentes que cometieron este atroz acto fueron sentenciados a tan solo 9 años, aunque al final los liberaron a los dos años. Sonali ha recurrido esta sentencia, pero el Tribunal aún ha de poner fecha.

Leer también  Esto es lo que sucede cuando te explotas un granito de la cara.
PUBLICIDAD

Sonali estaba tan desesperada que pidió al Gobierno que le permitiera morir. Pero entonces su espíritu de lucha se antepuso a todo: de pronto estaba decidida a que no le destrozaran la vida. Consiguió salir en TV, donde explicó a la población india las consecuencias de un ataque con ácido. Incluso participó en la versión india de “¿Quién quiere ser millonario?”, donde logró ganar el premio de 40.000€.

Miles de personas realizaron donaciones para ayudarla a buscar justicia. Una de esas personas fue Chittaranjan Tiwari, un ingeniero electrónico de 29 años al que conmovió tanto la historia que le pidió conocerla. Finalmente, no solo se conocieron, ¡sino que se enamoraron y se casaron!

Ahora la pareja ha tenido un bebé al que han llamado Pari, que significa “cara de ángel”.

Pese a las barbáricas acciones de tres hombres, la fuerza de voluntad de Sonali ha triunfado. La ley india incluso ha cambiado hace poco y castiga con mayor severidad los ataques con ácido. Queda la esperanza no solo de que los ataques con ácido acaben completamente, sino de que las mujeres que hayan sido víctimas se vean inspiradas por Sonali y reciban todo el apoyo médico, económico y moral que necesiten.

Sonali y Chittaranjan ya han creado su propia familia y crían a su pequeño ángel. Como la joven madre dice: “Ahora mi vida está completa. Esta es la mejor sensación después de años de sufrimiento y agonía. Siento que me han recompensado por todo el dolor que he sufrido”.

Visto en NoLoCreo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

fea violeta jimenez

Me llamo Violeta, tengo 27 años y el ginecólogo me llamó fea luego de haberme revisado

Buscar: La joven mujer escribió una carta en la que narra con detalles todos los …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo