6 desconocidos conversaron en una habitación oscura. Cuando encienden la luz ninguno cree lo que ve

Muchas veces los prejuicios nos hacen juzgar a las personas antes de conocerlas realmente. Esto conlleva a que creemos barreras y divisiones con el resto del mundo que no ayudan en nada a mejorar la convivencia en una comunidad. Por esta razón  Coca-Cola en el Medio Oriente realizó un increíble experimento social que intentó romper con las etiquetas y prejuicios de las personas.

Pusieron a 6 extraños en una sala oscura que estaba siendo grabada por cámaras infrarrojas. Cada uno de los participantes tenía una personalidad especial y a medida que se iban presentando, el resto los comenzó a describir según como se los imaginaban físicamente. Cuando encienden la luz nadie puede creer lo que ve.

Según dice la campaña, a las personas les toma 7 segundos armar un prejuicio de una persona según su apariencia. Por eso quisieron derrumbar esto con un poco de realidad.

PUBLICIDAD

Por ejemplo un tipo con lentes y vestido bastante normal dijo tener una banda de heavy metal. Todos pensaron que tendría el pelo largo, tatuajes y piercings. Se equivocaron…

Un tipo con muchísimos tatuajes dijo que le encantaba leer sobre temas como la psicología cognitiva, entre otros, y señaló que había dado charlas TED. Todos creían que era un nerd el que hablaba.

Lo mismo sucedió cuando un tipo que decía ser un interesado en la cultura árabe. Todos pensaron que estaría vestido a la usanza clásica de la cultura musulmana ¿Estaban en lo cierto?

Mira cómo se caen los prejuicios en este gran video:

Visto en Upsocl

PUBLICIDAD
Leer también  Esta bebé adoptada no quiere que su mamá la toque - 5 años después descubren la IMPACTANTE verdad

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo