Al entrar en la sala de partos, ya sabían que la chica de 17 años iba a morir. Lo había decidido así Comparte en Facebook

PUBLICIDAD

Jenny es aún muy joven pero ya ha tomado una decisión que crearía un conflicto interno inmenso en cualquier adulto. La historia que os vamos a contar es devastadora.

Jenny Lake es una adolescente como las demás. Tiene 17 años y va al instituto de un pequeño pueblo llamado Pocatello en Idaho (EE.UU.). Hace poco ha hecho un nuevo amigo llamado Jason.

Jenny comienza a sufrir terribles dolores de cabeza. Tras varios días de sufrimiento, finalmente decide ir al médico. En la pertinente revisión le encuentran un gran objeto dentro del cerebro, de unos 2 cm de diámetro. A continuación le comunican el terrible diagnóstico: cáncer.

Si quiere sobrevivir, Jenny tiene que recibir quimioterapia.

Para su familia y su amigo Jason el diagnóstico es un tremendo shock. Sin embargo, todos la apoyan con valentía.

Pero entonces Jenny recibe una noticia que en otras circunstancias hubiera sido maravillosa: está embarazada.

Aunque Jenny está contenta por su bebé, se encuentra ante la decisión más difícil de su vida. El bebé morirá si sigue recibiendo quimioterapia. Pero si deja de recibirla, es ella la que morirá. Es una terrible decisión que supondrá la vida o la muerte.

Leer también  La FDA finalmente admite que el pollo contiene arsénico que causa cáncer
PUBLICIDAD

Jenny ha tomado una decisión: deja de recibir quimioterapia y, 9 meses más tarde, da a luz al pequeño Chad Michael. Sin embargo, eso quiere decir que ella va a morir. Cuando Chad nace, Jenny agarra la mano de la matrona, la atrae hacia sí y le susurra: “Lo he hecho. He cumplido mi deber“.

6 días después, Jenny abandona el hospital. Quiere llevar a Chad a casa para estar cerca de él.

12 días después de nacer, mientras sostiene a su hijo en brazos, Jenny muere.

Su amor de madre era tan grande que sacrificó su vida por la de su hijo. Este amor es un sentimiento indescriptible que solo una madre puede tener por su hijo.

El amor de su madre siempre acompañará a Chad donde quiera que vaya.

Jenny fue tan fuerte, valiente y su amor tan grande… Esto es algo tremendamente conmovedor.

Comparte esta historia sobre una madre y el amor infinito por su hijo.

Visto en NoLoCreo

Cargando...

No te lo pierdas

ULTIMA HORA-01

#UltimaHora: Huracán María pasa de ser categoría 4 a 5. con vientos máximos de 260kph ¡Se encienden las alarmas!

PUBLICIDAD El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos señaló que avanza en el Caribe …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo