Ángel Arregocés, el ‘Súper Humano’ que está a punto de conquistar ‘El Desafio’

Ángel Arregocés está a un paso de lograr el sueño que por muchos años lo trasnochó: ganar el Desafío.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Él, nacido en Galapa, Atlántico, llegó este lunes a la final del reality Desafío Súper Humanos junto al paisa ‘Tin’ Castro luego de llegar primero y segundo, respectivamente, en una prueba que determinaba el último eliminado de la competencia y marcaba quiénes eran los mejores de seis regiones.

Lilia Rodríguez, su novia, explicó en entrevista con EL HERALDO que “hace muchísimo tiempo tenía ese sueño. Llevaba varios años intentando entrar al programa, su manager, Alfredo Alcalá, le dijo y ayudó con el de este año. Él me decía “flaca, si no me escogen esta vez, es la última””.

Confesó que Ángel lloró cuando fue elegido, “cumplió su sueño porque pensaba que le cambiaría la vida completamente en todos los aspectos”.

Viene de una familia de 14 hermanos, una de ellas catalogada como su “hermana-mamá” debido a la muerte de su madre cuando era niño.

“Lo llamaron, y luego fue como en un trabajo, preseleccionado, mandó video, luego esperar la llamada y poco a poco se fue dando todo hasta que por fin le dijeron que fue escogido, fue a Bogotá a hacer las pruebas, y ahí le dijeron que ya estaba dentro”, cuenta Lilia.

Siempre dijo que ganaría
No cabe duda que entrar al concurso era lo que quería, sin embargo algo le generaba más curiosidad a su pareja: “siempre me dijo que él ganaría. Siempre, siempre”.

“Yo le decía que allá había Súper Humanos, campeones de BMX, nadadores profesionales, campeones de Crossfit, gente con Juegos Olímpicos, y él era una persona de barrio que se refugió en el deporte para no entrar en un mal camino”.

Llegó a la competencia de 42 “Súper Humanos” entrenando baloncesto los jueves y martes, en la semana hacía gimnasio y “con las inyecciones puestas para el Desafío, más que todo la familia era el motor”.

“Él quiere ser un ejemplo y un referente para los niños. Es un hombre que cree mucho en Dios y dice que cuando no puede más es Dios el que le da la energía para seguir. Un pelao que se fue lleno de ilusiones y con hambre de sacar a su familia adelante”.

Leer también  Esta es la historia de la Troja en Barranquilla

Por los 600 millones
El ganador del concurso se llevará 600 millones, aunque Ángel ya tiene 30 en su bolsillo por competencias ganadas durante el juego, sabe que su meta tiene tres dígitos.

“Quiere estudiar, empezar su carrera de ingeniería, siente que a través del deporte puede salvar a muchos niños, que crezcan en una forma sana. También quiere un gimnasio, invertir también en la ferretería de su papá, y darle una casa a su hermana-mamá”, cuenta.

Para el único costeño que llegó a la última fase del juego lo más duro fue estar lejos de su familia.

“Hasta yo creía que eso era mentira, pero me dijo que cuando estuvo allá de verdad aprendió a valorar las cosas, allá se pasa hambre, y bastante. Sin embargo uno lo ve en el programa siempre alegre, era como perdí pero no importa, sigamos”, declara su novia.

Ella define al ‘negro’, como lo llaman sus amigos y los participantes del Desafío, como “el propio costeño, relajado, bacanerista. No se estresa tanto por las cosas, mama gallo, es el típico costeño”.

El miércoles a las 4:30 p.m. en Galapa, independientemente del resultado, le harán un recibimiento al ‘Súper humano’ con una caravana organizada por la administración del municipio.

Visto en El Heraldo por Estafania Fajardo De La Espriella

No te lo pierdas

736029_1

‘Vienen los asteroides’: Stephen Hawking alerta de un apocalipsis inminente

Nuestro sistema solar está lleno de enormes rocas espaciales, algunas de las cuales tienen más …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo