Hace un año el médico abrió el estómago de esta chica. Cuando la volvió a ver en su consultorio, simplemente no lo podía creer

PUBLICIDAD

Con 24 años de edad, Amber Rachdi, de Oregon, tenía algo más que sobrepeso. Su larga y conflictiva relación con la comida la había llevado a pesar más de 294 kilos. No podía caminar sin ayuda, mucho menos preparar su propia comida, conducir un auto o hacer ejercicio. Vivía con sus padres  y su novio, Rowdy, y había dejado de salir a la calle; no quería que nadie la viera con sus dimensiones actuales. Estaba claro que no podía seguir así.

En raras ocasiones, ella y su novio, Rodwy, salían a hacer la compra juntos. Ella tenía que transportarse en un vehículo para discapacitados. En general, Rodwy no tenía ningún problema con su sobrepeso, pero cada vez era más difícil mantener relaciones íntimas, y el chico empezó a frustrarse. Su peso no solo afectaba su vida cotidiana, sino que, además, Amber padecía infecciones recurrentes en los pliegues de la piel, que solo podía limpiar con un cepillo de mango largo.

Pero un día, Amber decidió hacer algo drástico: se inscribió en el programa de TV “My 600 lb life” (Mi Vida con 272 kilos) para tratar de tomar el control de su situación con la ayuda de la audiencia televisiva.

En ese entonces, ingería cuatro o cinco comidas gigantes por día, sin contar postres ni caramelos. Su problema era más psicológico que físico. Día tras día, tanto sus padres como Rodwy le preparaban la comida y se la acercaban. Estaba atrapada en la dependencia a la comida, ya que esta le otorgaba el bienestar que no sabía conseguir de otra forma.

Pero ahora estaba tomando medidas extremas: se sometió a una cirugía de bypass gástrico para reducir el tamaño de su estómago. Tanto ella como Rowdy estaban muy angustiados por los riesgos propios de la operación.

No obstante, tenían que seguir adelante. Amber no cabía en un coche y tuvo que ocupar dos asientos en el avión cuando se trasladaron a Houston para consultar a un especialista.

La primera vez que se reunieron con el Dr. Nowzaradan, su pronóstico fue reservado. Dijo que debido a que la chica estaba rodeada de “facilitadores”, dudaba de los resultados de la operación. Ella tenía que perder 9 kilos para convencerlo de que estaba lista. Amber estaba dispuesta a hacerlo.

Leer también  Lo que las mujeres no saben de los hombres
PUBLICIDAD

Toda la familia se mudó de Oregon a Houston, y ella cambió su dieta a pesar del reto que esto supuso. Poco a poco, perdió peso. Aunque para la fecha límite fijada por el doctor solo logró perder 7,7 kilos, el médico estuvo de acuerdo en seguir adelante. Amber estaba a punto de empezar una nueva vida.

Siete meses después de la operación, Amber había perdido 90 kilos, incluido exceso de líquido. Motivada por sus grandes progresos, siguió trabajando incluso más duro; empezó a hacer más ejercicio y a preparar sus propias comidas. Cuando regresó al consultorio del Dr. Nowzaradan un año después y se subió a la báscula, dejó a todos con la boca abierta, también a su médico: ¡había perdido casi 68 kilos más!

Obviamente, su vida cotidiana también se había transformado. Por fin podía entrar en el coche. Su médico estaba impresionado y le propuso una cirugía para retirar el exceso de piel siempre y cuando alcanzara los 113 kilos de peso.

Amber no ha dado ningún paso atrás. No solo ha mantenido su estilo de vida saludable, sino que además recibe la ayuda de un terapeuta, con quien aprende distintas técnicas para manejar la ansiedad. Después de tantos años de infelicidad, por fin ha tomado las riendas de su vida. Es una diferencia comparable al día y la noche: ¡resulta difícil creer que esta sea la misma persona!

Todos sus seres queridos están orgullosos de ella. ¡Si sigue así, no cabe duda de que perderá todo el peso que le falta y continuará avanzando a grandes pasos para tener una vida incluso más saludable y feliz!

Aquí puedes ver un documental (en inglés) que muestra el proceso completo de pérdida de peso de Amber:

Visto en NoLoCreo

No te lo pierdas

cover fb fotos consumidores

Las desgarradoras y desagradables fotos del “antes y después” de adictos liberados por un centro de rehabilitación

PUBLICIDAD La ONG estadounidense Rehabs divulgó las fotos del antes y después de los adictos …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo