“Apenas salga de la Alcaldía voy a buscar la presidencia de Junior”: Alex Char

Alejandro Char Chaljub, vivió siempre entre balones y trofeos de fútbol, hijo de la fallecida Adelita, su madre fue una gran benefactora del equipo Junior y su padre Fuad, el mecenas y dirigente vitalicio del club, hoy con toda la seriedad que lo caracteriza y como confeso hincha del equipo rojiblanco manifestó que cuando termine su trabajo en el primer cargo de la ciudad buscará la presidencia del plantel tiburón.

“Te lo juro, apenas salga de la alcaldía de Barranquilla voy a buscar la presidencia del equipo Junior de Barranquilla, lo voy a hacer, lo voy a buscar” dijo al periodista José Hugo Illera del canal Winsport.

PUBLICIDAD

“Soy un fanático de ese equipo, adoro ese equipo, no me imagino Barranquilla con un Junior ganador nuevamente, la ciudad lo está pidiendo a gritos, el último titulo que tuvimos fue en diciembre de 2011, me monté en el carro de los bomberos, me quité la camisa, me tomé una botella de aguardiente, desfilé en el carro de bomberos por toda la ciudad, anhelo nuevamente ese momento y no aguantan más estos resultados, las posiciones difíciles, la ciudad está muy triste con eso y yo también” expresó el alcalde Alejandro Char Chaljub.

Leer también  Con refuerzo de "lujo" Junior de Barranquilla quiere hacerse de los servicios de este jugadorazo

“A cada rato tengo conversaciones con los dueños, los llamo, le digo de todo, pero bueno creo que se está viendo una luz al final de túnel y estoy escuchando algunas cosas para el segundo semestre las cuales espero que se puedan consolidar y poder tener un cambio a la altura de Junior que representa a más de 10 millones de caribeños” manifestó Alejandro Char.

Visto en Boletrapo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover naciona fcf

Atlético Nacional y FCF salpicados por el escándalo de corrupción española

Buscar: El presidente de la Real Federación Española de Fútbol Ángel María Villar, su hijo Gorka Villar Bollaín y Juan …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo