Asesina a su mujer de siete disparos y luego se hiere con cuchillo

El hecho de sangre se registró a las 6:20 de la mañana de este domingo en el barrio La Luz, al sur de Barranquilla. Es el quinto caso de feminicidio este año en la ciudad.

Un hombre asesinó de siete impactos de bala a su pareja a las 6:20 de la mañana de este domingo en una vivienda del barrio La Luz, sur de Barranquilla, y luego intentó quitarse la vida hiriéndose con un cuchillo en el cuello.

De acuerdo con el reporte oficial, Ermis David Castro Bastidas, 32 años, discutía con su pareja, identificada como Yudi Estefani Díaz Pavía, de 22 años, en el interior del inmueble de la carrera 21 No. 12-21, barrio La Luz, cuando sacó un arma de fuego y le disparó en siete ocasiones.

Una vez cometido el homicidio, el hombre sacó un cuchillo y se hirió en el cuello.

PUBLICIDAD

Los vecinos relataron a las autoridades que minutos antes, Yudi Estefani Díaz Pavia se encontraba en una fiesta que se celebraba cerca de la vivienda donde residía la pareja. Hasta ese lugar llegó Ermis David Castro Bastidas para sacarla a la fuerza y llevarla a la casa donde finalmente le quitó la vida.

Leer también  Escándalo en Cartagena: Policía se encuentra con la novia y la moza... El resultado...

La mujer recibió heridas en el tórax anterior lado derecho, una en el tórax posterior lado derecho, dos en la región intercostal lado derecho, una en la región abdominal y dos en la pierna derecha a la altura del muslo. Fue auxiliada por los vecinos del sector y trasladada al Paso La Luz- La Chinita, hasta donde llegó sin signos vitales.

El autor de este nuevo feminicidio, el quinto que se registra este año en la ciudad y el noveno en el Atlántico, se encuentra en estado crítico en el Hospital General de Barranquilla.

Visto en El Heraldo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

carlos_prasca

Carlos Prasca es elegido como nuevo rector de la Uniatlántico

Buscar: El candidato tuvo 5 votos a su favor por parte de los consejeros. En la …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo