¿Barranquilla tendrán por fin un megapulmón verde?

PUBLICIDAD

CON LA MUDANZA DEL BATALLÓN PARAÍSO SE ABREN LAS POSIBILIDADES DE CONTAR CON UN ECOPARQUE.

Este es el año en el que Alfredo Hernández Marenco aspira ver una acogida seria a su propuesta de desarrollo urbano y que lleva más de una década socializando entre las autoridades administrativas de Barranquilla.

PUBLICIDAD

Hernández, arquitecto urbanista y paisajista’, y presidente de la Fundación Colombia Unida, anda con carpetas y planos en las que describe lo que sería el ‘Ecoparque Gabriel García Márquez’, como una solución ambientalista para la ciudad.

El espacio que propone para hacerlo realidad son las 38 hectáreas que hoy ocupa el Batallón de Policía Militar N° 2, mejor conocido como Batallón Paraíso, por estar ubicado en el barrio del mismo nombre, en el nororiente de la capital del Atlántico.

El año pasado el Ministerio de la Defensa dio su visto bueno al traslado de la unidad militar, siempre y cuando la Alcaldía les garantice un terreno estratégico fuera de la ciudad.

Además, la alcaldesa Elsa Noguera se mostró de acuerdo con la adecuación del ‘Gran Parque Lineal del Atlántico’ en el lugar, como “gran pulmón”. Es más, adelantó que esto facilitaría mejorar la movilidad en ese sector de la ciudad, pues se abrirían dos carreras claves, la 60 y la 70.

Por su parte, Miguel Vergara, el secretario de Planeación Distrital le agregó a lo dicho por la alcaldesa que este megaparque contribuiría en ampliar de 0,82 a 6,2 metros cuadrados por ciudadano como es la intención del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para los próximos 20 años.

Leer también  55 barrios de Barranquilla y Soledad se quedaran sin agua

La visión del urbanista

Partiendo de una inversión de 200.000 millones de pesos en 423.600 metros cuadrados, lo contemplado por el arquitecto Alfredo Hernández se resume en zonas.

La primera estaría dotada de canchas de fútbol, de béisbol, voleibol, baloncesto y multifuncionales; una segunda destinada a juegos individuales como columpios, carruseles, troncos de madera, laberintos didácticos y hasta un zoológico; la tercera zona sería pasiva, con senderos para caminatas y cai de la policía.

La cuarta zona es la socio-administrativa en la se construiría un museo-biblioteca, plaza cívica, puesto de primeros auxilios, concha acústica, bulevares y alamedas, andenes puentes peatonales, bahías de parqueo, áreas de camping y de vegetación. Y la quinta es la zona lacustre, en la que se adecuaría un gran lago artificial, zoocriadero, un islote en el que se construiría una cafetería y un mirador turístico. Hernández también plantea que toda esa infraestructura sea autosostenible con dos sistemas: uno que contempla cuatro pozos profundos para el agua potable y el regadío de las zonas verdes; y el otro, un sistema solar para la iluminación.

De hacerse una realidad, el urbanista advierte que las nuevas generaciones de ciudadanos estarían recibiendo 380 millones de metros cúbico de oxígeno al año.

Un articulo de: ADN Barranquilla

No te lo pierdas

jorge_leyva_acosta_aguirre_0_censored

¡Mucho cuidado! Si ve este taxi en las calles de Barranquilla no lo tome!

Una estudiante de Belleza y Peluqueria denunció un caso de asalto por un taxista el …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo