En el barrio campo alegre se reporta venta de Coca Cola con “sabor a gasolina”

PUBLICIDAD

Al menos unas 10 personas devolvieron el producto. Las bebidas fueron compradas en una panadería del barrio.  Tras varios estudios, la fábrica de gaseosas aseguro que la anomalía no se debe al proceso de producción.

Eran las 8:30 de la noche y Luis Yepes salió de su casa, ubicada en el barrio Campo Alegre, para comprar en una panadería cercana una Coca-Cola de 1,75 litros, que se tomaría con su familia en lo que sería un tranquilo plan dominical en casa.

Al regresar a su casa, destapó la bebida y les sirvió a sus dos hijos, una niña de 10 años y un pequeño de 3. Yepes cuenta que “por instinto” quiso probar la gaseosa antes de que los niños lo hicieran, y fue cuando detectó que la bebida tenía un extraño sabor.

Para descartar algunas posibles causas de lo que había sentido, decidió tomar los dos vasos donde había servido, botar el líquido y lavarlos. Pese a esto, el extraño sabor seguía. Luego –relata– se lavó la boca y le dio un sorbo a la bebida, directamente desde la botella. Entonces, fue aquí cuando concluyó que no había otro motivo y que, efectivamente, “la Coca-Cola sabía a ACPM o a gasolina”.

Indignado por el simple hecho de imaginar que aquel “instinto” no lo hubiese alarmado, y que sus hijos hubiesen tomado de la gaseosa, agarró el producto y se fue nuevamente para la panadería donde la compró, con el propósito de hacer el reclamo.

No fue el único caso

Al llegar, le manifestó al propietario del negocio lo que le había sucedido y este –señalando un grupo de seis botellas arrinconadas– le respondió que no era la primera persona que se había acercado para hacerle el mismo reclamo.

“Cuando le comenté lo que me pasó, el señor me dijo que sí, que varias personas habían llegado a devolverle el producto. Entonces, le dije que si él sabía lo que estaba pasando por qué seguía con las gaseosas en la nevera y me respondió que no, que ya las había sacado, pero que de pronto no las alcanzó a sacar todas, ya que se trataba de un lote”, contó Yepes, en diálogo con EL HERALDO.

Además, señaló que algunos habitantes del sector que estaban en ese momento en la panadería, y que escuchaban el reclamo, le manifestaron que también les había pasado lo mismo.

Agregó que no tuvo mayor inconveniente con el propietario del negocio, quien, sin problema alguno, le cambió la gaseosa. Sin embargo, afirmó que su salud se afectó un poco.

“Sentí dolor de estómago y tuve que tomarme una pastilla. Me dio diarrea y aún estoy un poco mal”, sostuvo.

Finalmente, Yepes volvió a su casa y se percató que en el interior de los vasos en los que había servido el líquido se podía percibir “un aspecto grasoso atornasolado”.

Leer también  Hallan tres mujeres muertas a bala en Santa Marta.

Versión de los propietarios

A raíz del reporte que, dos horas después de lo sucedido, Yepes hizo a través de la línea de Wasapea a EL HERALDO, este medio se comunicó con una funcionaria de la compañía, quien aseguró que el día martes 27 de junio enviarían un equipo para recoger el producto para hacer las pruebas químicas correspondientes, con el fin determinar las causas del “desagradable” sabor.

PUBLICIDAD

En horas de la mañana de este martes, EL HERALDO se trasladó hasta la panadería para conocer la versión de los propietarios del establecimiento, quienes comentaron que el problema lo empezaron a tener desde el sábado en la noche, cuando un grupo de señores llegaron a comprar pan con gaseosa.

“Cuando se tomaron la mayor cantidad del líquido fue que sintieron el sabor raro”, afirmó uno de los propietarios de la panadería, quien explica que “seguramente” no notaron el sabor extraño por “la mezcla” con el pan, y por eso sólo hasta el final notaron que algo no andaba bien.

Los dueños del local aseguraron a este medio que cuando empezaron a recibir más de una queja al respecto, decidieron llamar a la compañía distribuidora y estos les respondieron que “era fin de semana con lunes festivo y no tenían operadores para atender el caso en el momento, y solo hasta el martes iban a atender el caso”.

Al preguntarle al propietario si  Coca-Cola Femsa había recogido la mercancía, ratificaron que el domingo en las horas de la tarde “pasaron por las gaseosas” devueltas por los afectados, incluyendo tres pacas que aún se encontraban selladas.

Funcionarios de la empresa preguntaron a los propietarios si en las bodegas donde tienen almacenada la mercancía, no solo de Coca-Cola, tenían “sustancias químicas” que pudieran alterar el sabor del producto.

Los encargados del establecimiento aseguran que por el “manejo del pan” no usan  nada “fuera de lo necesario”, y hacen aseo “todos los días”.

Entre el sábado y el lunes festivo, diez personas se acercaron a la panadería para devolver el producto o pedir que se lo cambiaran, según contó el propietario.

Respuesta de Coca-Cola Femsa

A través de un comunicado, Coca-Cola Femsa confirmó que apenas tuvieron el producto pusieron en marcha una “rápida atención de acuerdo al protocolo” de la organización para ese tipo de casos, arrojándoles como resultados de los análisis de trazabilidad de su proceso que “las anomalías presentadas no corresponden a un hecho asignable a nuestro proceso de producción”.

Además, la compañía explicó que a la fecha “no han recibido información” sobre otros productos pertenecientes al lote supuestamente afectado o “casos similares que lo involucren”.

De igual manera, reiteraron que para ellos “la seguridad de nuestros consumidores y la calidad e inocuidad de nuestros productos son una prioridad”.

Visto en El Heraldo por Said Sarquis Saad @SaidSarquisS

No te lo pierdas

Cover fb Willington-de-Jesús-Fandiño-Cueto-de-21-años-conocido-con-el-alias-de-‘El-boleta’

Alias “El Boleta” se ‘boletio’ en Facebook publicando fotos de los objetos que le robaba a sus víctimas

PUBLICIDAD Gracias a la oportuna llamada a la línea de emergencia 123, la Policía Metropolitana …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo