Científicos de Corea del Sur traen de vuelta a tu perro muerto.

La Fundación de Investigación de Biotecnología Sooam, puede  reencarnar a tu perro muerto por $100,000 dólares.

Existen muchas personas que tienen un fuerte  vínculo con sus mascotas … y la clonación ofrece una alternativa psicológica con el método tradicional de simplemente dejar que el animal vaya y mantenga su memoria”, explicó  el investigador Wang Jae-Woong.

Ellos se especializan en la clonación de ganado bovino y porcino para la investigación médica y la preservación de la raza, así, en particular el desarrollo de animales genéticamente modificados para su uso como modelos de enfermedades.

Pero es su servicio de clonación de perros  que atrae  la mayoría de clientes: han clonado casi 800 perros desde 2006, su base de clientes que incluye príncipes, celebridades y multimillonarios, así como propietarios y agencias que quieren replicar  perros de rescate.

PUBLICIDAD

El proceso se inicia poniendo a tu perro muerto en la nevera envuelto en toallas húmedas. Al cabo de cinco días se lleva al perro a Sooam, y se cosecha una célula madura del perro y esta se copia; el ADN se fusiona entonces con un óvulo de una donante que ha sido despojado de su material genético original. El embrión de este proceso se implanta en un perro madre sustituta. Dos meses más tarde, tu mejor amigo muerto vuelve a ser un cachorro.

Leer también  Esta familia encontró a su hija 17 años después, y no vas a creer lo que dijeron al respecto
Sitio Web Sooam

Ahora la compañía se ha asociado con otros investigadores ambiciosos  para clonar un mamut a partir de restos encontrados congelados en Siberia.

¿Qué opinas de este tema?

Visto en MuyInteresante

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo