Como delatar a una “Muelera”

Usted, si es víctima de este especímen, podrá agrandar la lista.

PUBLICIDAD

Muelera: dícese de la mujer que no gasta un peso en una salida y que pretende que todo sea costeado por el ‘marrano’, mejor dicho, por el hombre con el que sale.

PUBLICIDAD

De estas hay muchas en Barranquilla y en toda Colombia, pero parece ser que en Curramba es la mata.

Aquella ‘muelera’ se ve bien, hermosa, atenta, educada y linda, siempre y cuando su hombre gaste en el restaurante, el bar, un viaje o cualquier actividad que realicen como pareja o invitada.

En muchas oportunidades trabajan, pero todo su sueldo es para ellas, porque en su mundo creen que el hombre es el que debe cargar con todos los deberes. Con ayuda de hombres que han pasado por la engorrosa situación de tener una novia de estas características,  Zona Cero detectó a estas mujeres y destacó algunas de las expresiones, gestos y manifestaciones que las ponen al descubierto.

Insinúa invitaciones y se ‘lanza en plancha’

‘Ay tenemos rato que no voy a Frogg. Bebé, ¿qué tal si vamos este viernes? Rico y después vemos que hacemos. Tu sabes?’. El hombre, con cara de ternero degollado, dice que sí, tras consultar su billetera. ‘Toca’, dice mentalmente.

Nunca paga, nunca invita

Cuando llega la cuenta mira para otro lado, se toma el pelo, esboza una sonrisa y hace una medio seña con la boca para que el hombre saque la billetera y pague o de lo contrario se para, va al baño y no sale hasta que todo esté cancelado.

Es demasiado curiosa por la situación financiera del hombre

¿En qué trabajas? ¿Cuántas personas tienes a tu mando? ¿Cada cuánto viajas? ¿Qué te gusta comprar? Son las preguntas más usuales que utilizan para averiguar poco a poco cuánto gana su presa – perdón, su hombre-. Algunas ‘les tiran el lance’ de una, de salida, sin vaselina y les preguntan cuánto ganan al mes. Es decir, ‘pelan el cobre’.

Mujeres físicamente atractivas

Ellas tienen que verse bien para atraer a los hombres y gastan todo su sueldo en ellas mismas.

Nunca tienen plata

Siempre les hace falta para la comida, para el uniforme del trabajo, para arreglarse el pelo, para dar la cuota en la casa, del arriendo o de un servicio público. Entonces acuden con la típica cara de gatito triste a donde su pareja para que ‘solucione el problema’. ‘Ay mira, es que tengo una necesidad y no me alcanza la quincena. Porfa, ¿me puedes ayudar? Ante este ‘sablazo’ encienda las alarmas.

Leer también  Famosos diseñadores Dolce & Gabbana defienden familia natural y rechazan adopción homosexual

Lo primero que pregunta es: ¿tienes carro o algo en qué movilizarte?

No se montan en carros o motos que no sean de modelo del 2010 al 2015. Si es carro prestado y lo detectan, se ‘les acaba el encanto’. ‘Ay no mira, no quiero tener compromisos por ahora. Mejor seamos amigos’, dicen con un rictus de haberse lanzado al vacío.

Desea regalos costosos

Si quiere algo tiene que ser de una marca determinada porque no está feliz.

Selecciona los lugares más caros de la ciudad

Porque tiene que verla en los sitios de caché y se hace una selfie que monta en Facebook, Instagram y Twitter. Fotos en el baño hasta compartiendo el postre. ‘Para el feis. Mis amigas se van a morir de la envidia’, dicen con descaro.

Invita a sus amigas a ‘darle muela’… perdón, para que el novio pague

Las amigas tarde o temprano hacen parte de la relación porque son las que aprueban el romance, así que al hombre también le toca gastar para que ellas sean felices. ‘Ay mira, mi amiga de toda la vida. Te quería conocer’, dicen, riéndose por dentro.

Son extremadamente celosas

Claro, no quieren perder la gallina de los huevos de oro así que escriben a cada rato al WhatsApp de su pareja y se aseguran de que no haga nada malo.

¿Quién me cambia un billete de cincuenta mil?

Con este billete, ‘laminado’, logra que le presten para pagar el taxi o la cuenta cuando sale con sus amigas o amigos. Viejo truco para no poner para la cuenta. ‘Después te los pago’.

No quiero comer nada: estoy a dieta

Salen con sus ‘combos’ y para no poner para la cuenta, al estilo ‘americano’, suelta la frasesita: ‘No voy a comer ni tomar nada. Estoy a dieta’. Pero de todos prueba y de todos come y no pone ni cinco.

Hombres: si sienten que una de estas les llegó al corazón… cuidado y estudie a su pareja.

Y como si fuera poco, hasta disco vallenato se le tiene:

Visto en: ZonaCero.info

No te lo pierdas

yuliana-andrea-samboni-nias-violacion-asesinato-feminicidio-abuso-sexual-1481064869

Casos de niñas como Yuliana que no provocaron el escándalo nacional

Ayer, 5 de diciembre, el país se enteró de que Yuliana Samboní, una niña de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo