Como evitar que tu mascota sufra por la pólvora en esta época de fiestas decembrinas

MEDICAMENTOS HOMEOPÁTICOS Y TÉCNICAS DE ADIESTRAMIENTO, SUGERENCIAS DE EXPERTOS.

Los estruendos por la pólvora en diciembre cobraron sus primeras víctimas en la ciudad. En la madrugada de la alborada murió un perro que se lanzó desde un cuarto piso y una llama del Zoológico Santa Fe, que tenía cinco meses de gestación, perdió a su cría. Además se extraviaron tres felinos en el barrio Belén.
Juan Jiménez Lara, veterinario y director de la Fundación Manejo Humanitario de Fauna Callejera, explica que la pólvora altera el comportamiento de los animales. “Abandonan los nidos y las casas porque su capacidad auditiva es mayor: cada estruendo se multiplica por cinco. Sufren de ansiedad, salivación, problemas cardiacos, renales, infartos y hasta la muerte”, asegura.
Nora de Vallejo, miembro de la Sociedad Protectora de Animales de Medellín –SPA-, cuenta que en diciembre “se aumentan las urgencias veterinarias por las reacciones de los animales ante las explosiones: se tiran de los balcones, los atropellan o se pierden. Ya hemos recibidos perritos con fracturas y lesiones”.
Además de la llama, en el Zoológico Santa Fe se vivió una madrugada compleja por el desespero de los animales herbívoros y la desorientación de algunas aves como las guacamayas.

¿Qué hacer para mitigar los efectos de la pólvora en las mascotas?

Lina Isabel Ortiz Gómez, veterinaria de la SPA, recomendó algunas estrategias y desestimó otras prácticas usuales como sedar al animal y abrazarlo mientras entra en crisis.
“Lo primero disminuye el ritmo cardiaco y puede llevar hasta la muerte. Si se le da cariño a la mascota durante ese momento se afianza el temor del perro”, explica Ortiz Gómez que sugiera suministrar dosis acumulativas de pasiflora con valeriana o un medicamente homeopático de uso veterinario llamado passival-es. “Se suministra una gota por kilo”, añade.
Pero la experta sugiere una técnica de adiestramiento al estilo ‘Encantador de Perros’. “Se puede bajar de Internet el sonido de la pólvora o de los mismos truenos. Se amplifica en un equipo de sonido en un espacio cerrado donde el perro no pueda huir. Se utiliza un collar de ahogo y se analizan los cambios de comportamiento del perro. Se aumenta la intensidad del sonido progresivamente. Es un ejercicio de paciencia y corrección mientras el animal se habitúa al sonido y termina por no inmutarse con la situación”, añade.
En todo caso la principal recomendación es no dejar sola la mascota y acudir a los médicos veterinarios ante cualquier emergencia. La SPA está presta a atender sus consultas enhttp://www.sociedadprotectoradeanimales.org/ y en el teléfono 2600001.
JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ
Fuente: Diario ADN
PUBLICIDAD
Leer también  Un hombre Musulmán se paró en el centro de París con un mensaje. Así reaccionó la gente.

No te lo pierdas

coca-cola

El veneno que todos consumimos y nadie hace caso ¡Esto sucede 40 minutos luego de ingerirlo!

La Coca-Cola es una bebida famosa a nivel mundial que todos conocemos por su rico …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo