Conoce la forma fácil y natural para dejar de roncar! Casi nadie la conoce. ¡Tienes que probar esto!

Roncar es uno de esos problemas que no molestan a la persona que lo hace. Pero la persona que comparte la cama con otra que ronca sí que tiene un problema bien molesto. Y esto puede causar noches en vela o que te despiertes por la mañana con la sensación de haber descansado mal. Las personas que suelen roncar más son las que tienen sobrepeso, beben demasiado alcohol o las que tienen las vías respiratorias obstruidas o las paredes nasales deformes.

El exceso de flema en la nariz o en la garganta del afectado también puede ser una de las causas. Y es aquí donde entra nuestro truco: un zumo anti ronquidos casero. Haz que la persona que ronque se tome lo siguiente de forma regular para ver si eso hace que la tranquilidad y la calma vuelvan a reinar por la noche.

Necesitarás:

  • 2 manzanas
  • 2 zanahorias
  • 1/4 de limón
  • 1 raíz de jengibre fresca

PUBLICIDAD

El zumo de limón tiene un alto contenido en vitamina C, que ayuda a disminuir los fluidos nasales y a limpiar la nariz. El jengibre ayuda a aliviar los orificios nasales de exceso de presión o de dolor. Y las manzanas y las zanahorias no solo ayudan a limpiar la nariz; también ayudan a dormir bien.

Leer también  ¿Por que debes lavar la ropa nueva antes de ponértela? Si no lo haces, aquí tienes algo que deberías saber.

Así se hace:

Mezcla todos los ingredientes en una batidora y tómate el zumo resultante unas horas antes de acostarte.

Si notas fases en las que respiras de forma interrumpida o te cuesta dormir muy a menudo, deberías consultar a tu médico. Aunque en general roncar es normal e inocuo, a veces puede ser un problema que requiere atención médica.

Visto en NoLoCreo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

TLMD-sushi-generica-shutterstock_160679957-portada

Anisakiasis, la enfermedad que aumenta por consumir sushi

Buscar: La popularidad del sushi continúa creciendo y una prueba de ello es cómo se …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo