Saltar al contenido

¿Cuáles son los celulares que emiten más radiación y qué puedes hacer al respecto?

Las inquietudes en relación a los probables efectos cancerígenos derivados de las ondas de radiofrecuencia que emiten los smartphones es un tema que crea debate… y que frecuentemente expone más cuestiones que respuestas.

¿Hasta qué punto son peligrosas esta clase de ondas? ¿Corremos el peligro de desarrollar tumores por utilizar el celular de forma recurrente? ¿Qué debemos llevar a cabo para evitarlo?

Los investigadores llevan años evaluando este fenómeno y publicando estudios que no parecen tener una conclusión esencial.

Pero lo que sí entendemos es que las ondas de radiofrecuencia son una manera de radiación no ionizante, menos fuerte que la ionizante, que se desprende de los rayos X o ultravioleta, y que ésta más reciente es con la capacidad de romper links químicos en nuestro ADN.

La Sociedad De america Contra El Cáncer (ACS, por su sigla en inglés) enseña en su página web que “la incomodidad se nucléa en sí los móviles podrían aumentar el peligro de desarrollar tumores en el cerebro o en la zona de la cabeza y cuello”.

Y aunque asegura que las ondas emitidas por los celulares “no son lo bastante profundas como para ocasionar perjuicios en el ADN directamente o calentar los tejidos corporales”, además dice que “no es evidente cómo los móviles podrían provocar cáncer” y que hay estudios que respaldan esa iniciativa, aunque por el momento no tienen bastante prueba.

¿Cuáles son los teléfonos que emiten más (y menos) radiación?

Para entender qué modelos emiten más o menos radiación, se desarrolló una medida que se conoce como tasa de absorción específica (SAR, por su sigla en inglés) y que facilita entender qué parte de esa radiación retiene el tejido humano.

Cada celular tiene un nivel de SAR —que se corresponde con el que utiliza el teléfono en su capacidad más elevada— y los desarrolladores tienen que reportar a los organismos reguladores de cada país sobre cuál es el SAR de sus productos.

Por otro lado, varios compradores no acostumbran corroborar esa información.

La Oficina Federal Alemana para la Custodia contra la Radiación elaboró una banco de información con los teléfonos inteligentes (nuevos y viejos) que desarrollan más ondas de radiofrecuencia

Los primeros puestos están dominados por marcas chinas (OnePlus y Huawei), aunque además hay un Nokia, el Lumia 630.

Aparecen además en la lista el iPhone 7 (en décimo puesto), el iPhone 8 (puesto 12) y el iPhone 7 Agregado (15), aparte del Sony Experia XZ1 Compact (11), el ZTE Axon 7 mini (13) y el BlackBerry DTEK60 (14).

Leer también  Estudio científico revela que lavar platos es beneficioso para la salud y alarga la vida

No hay unas directivas universales para un nivel “seguro” de radiación telefónica, pero el organismo que certifica en Alemania el respeto al medio ámbito, Der Blaue Engel, solo aprueba teléfonos con un nivel de absorción de hasta 0,60 vatios por kilogramo.

Todos los teléfonos de la lista emitida por la institución alemana duplican ese límite (el OnePlus 5T, a la cabeza del top, tiene 1,68).

En relación a los gadgets que dan un nivel menor de radiación, sobran los de la marca surcoreana Samsung.

El primero en la lista es el Sony Experia M5 (0,14), seguido por los Samsung Galaxy Note 8 (0,17) y S6 edge+ (0,22), Google Pixel XL (0,25) y Samsung Galaxy S8 (0,26) y S7 edge (0,26).

Algunos teléfonos de la empresa estadounidense  Motorola (Moto G5 agregado y Moto Z) además están entre los de menor radiación del mercado, según con la institución alemana.

Si deseas corroborar cuánta radiación emite tu celular, puedes averiguar el manual de tu modelo, el página web del desarrollador o la sitio web de la Comisión Federal de Comunicaciones​​ estadounidense (FFC, por su sigla en inglés).

¿Cómo nos exponemos a ondas de radiofrecuencia con el celular?

Las ondas son más fuertes en el punto donde está la antena, en el interior del teléfono. Cuando más cerca coloquemos la cabeza a ella, más grande es el peligro. Pero estos son otros componentes a tener en cuenta:

  • La proporción de tiempo que utilizamos el teléfono.
  • La distancia y la ruta de la torre de telefonía celular más cercana (cuanto más lejos, más energía requiere).
  • El tráfico de advertencias de telefonía celular (a más grande tráfico, más ondas).
  • El modelo del teléfono que utilizemos.

La ACS recomienda lo siguiente para limitar la exposición a las ondas de radiofrecuencia del celular:

Usar el altavoz , el “manos libres” o los audífonos, principalmente los que trabajan por Bluetooth, para espantar la antena de la cabeza.
Enviar más contenidos escritos y llevar a cabo menos llamadas (excepto si conducimos).
Limitar la utilización del celular.
Usar un dispositivo móvil con un nivel bajo de SAR.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo