Cuando esta chica de 16 años despertó, tenía los ojos llenos de pus. La causa se encuentra en todas las droguerías

PUBLICIDAD

La australiana Tylah Durrie tiene 16 años y es una adolescente bastante normal, lo que significa que se preocupa por su apariencia física. Así que todos los días se pasa un buen rato frente al espejo arreglándose el cabello y maquillándose.

Un día se le ocurrió teñirse las cejas y las pestañas. Anteriormente, ya había comprado tinte para el cabello y las cejas en la droguería, así que nunca se imaginó que pudiera ser peligroso.

Y eso fue un gran error.

Como nunca había tenido ningún problema con procedimientos tan sencillos como este, no se le pasó por la cabeza revisar los ingredientes del producto. Pero, a diferencia de otros artículos que había comprado anteriormente, este contenía parafenilendiamina (mejor conocida como PPD). Este químico se usa a menudo para sustituir la henna u otras sustancias colorantes.

Antes de tener contacto con este químico, es muy importante averiguar si eres alérgica mediante una prueba de parche. La mayoría de las personas desconoce si puede tolerar esta sustancia o no, lo que podría llevarlas a padecer una terrible situación como la de Tylah.

Un día después de su aventura cosmética, Tylah despertó, pero no pudo abrir los ojos. Su reacción alérgica al producto fue tan fuerte que sus ojos se quedaron cerrados a consecuencia de la inflamación. Enseguida acudió a Urgencias.

PUBLICIDAD

“Desperté casi ciega a causa de la reacción alérgica, mis ojos se habían hinchado como dos globos enormes, no podía dejar de llorar ni de gritar. Sentía como si tuviera arena en los globos oculares y no fuera capaz de quitármela. Poco después, empecé a sentir que me cortaban las cejas con una cuchilla de afeitar”, describió la chica más tarde.

Leer también  ¿Sabes por qué a veces nos tiembla el párpado de un ojo?

Esa misma mañana, los médicos del hospital le confirmaron que sus temores estaban más que justificados. “Tenía quemaduras químicas en ambas cejas y no podía ver por culpa de la inflamación”, escribió en ese momento en las redes sociales para advertir a sus amigas. Más tarde añadió: “Estaba aterrorizada de perder la vista a tan temprana edad. Al día siguiente, un optometrista me dijo que había tenido mucha suerte de no haberme quedado ciega”.

Después de todo, fue muy afortunada. Gracias a la rápida atención médica y a un ungüento que le recetó el doctor, logró recuperarse totalmente. Además, le prestó un servicio al mundo al compartir su espantosa experiencia. Ojalá que su historia sirva como una advertencia a muchas personas.

Incluso si nunca has tenido alergia a los tintes, un nuevo ingrediente puede causarte un dolor insoportable. Tylah aprendió esta lección de una forma muy dura, ¡pero todos los demás estamos a tiempo de hacernos las pruebas parche antes de usar cualquier producto de belleza nuevo! Ya se sabe, es mejor prevenir que lamentar.

No te lo pierdas

cover fb collar pareja 2 años

Le da un collar a su novia y 2 años después ella descubre en su interior “el gran secreto”

PUBLICIDAD Terry y Ana estaban por cumplir su primer aniversario juntos y para eso él …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo