Cuando esta pequeña despertó, tenía un corte de oreja a oreja. ¡Pero fue el día más feliz de su vida!

Melyssa Delgado, una pequeña brasileña de tres años, nació con una grave enfermedad que le hizo la vida imposible durante sus primeros años de vida. Pero, por otro lado, Melyssa, corrió con la suerte de contar con unos cariñosos y entregados padres, cuya fuerza de voluntad le dio la oportunidad de tener una vida normal y saludable.

Poco después de nacer, a Melyssa le diagnosticaron un tumor benigno. No había riesgo de cáncer, pero el tumor era muy grande y le estaba provocando otros problemas de salud. Siguió creciendo hasta que a los tres años el bulto le impidió hablar y comer correctamente.

De hecho, el nódulo gigante estaba entorpeciendo el flujo de sangre al resto del cuerpo, y, por esta razón, Melyssa padecía un cansancio extremo y tenía dificultad para moverse. Su sistema inmune también se estaba debilitando día con día.

Los padres de la pequeña, Carol y Manasses, de 21 y 25 años respectivamente, estaban desesperados. Al parecer, en Brasil, su país natal, no había nadie que le pudiera ofrecer a su hija el tratamiento médico que necesitaba. Carol y Manasses no podían seguir tolerando que su hija sufriera tanto. Se sentían culpables por no ser capaces de ofrecerle una vida digna.

La pareja decidió hacerse cargo del problema con sus propios medios y buscar ayuda en las redes sociales. Abrieron una página en Facebook llamada “Ajudem a Melyssa” (ayudemos a Melyssa) donde publicaron su historia. Su objetivo era reunir el dinero suficiente para viajar a los EE.UU., donde Melyssa podría recibir el tratamiento que necesitaba.

En poco tiempo, su perseverancia fue recompensada. Mientras revisaba las noticias de su país de origen, el Dr. Celso Palmieri de la clínica Oral y Maxillofacial, de Texas, se encontró con la página de Facebook de Melyssa. La historia de la familia lo conmovió de inmediato y contactó a su colega el Dr. Ghali para preguntarle si podían ayudar a la niña.

El Dr. Ghali aceptó, y ambos médicos empezaron a hacer todos los trámites necesarios para llevar a toda la familia a Estados Unidos. Consideraban que era importante para Melyssa estar rodeada de sus seres queridos durante lo que sería un tratamiento intenso y complejo.

Para cubrir los costos de la atención médica, los doctores acudieron a la organización de ayuda financiera Willis-Knighton Health System. Para su sorpresa, la organización no solo acordó cubrir los costos del viaje y el hospedaje, sino también el tratamiento.

PUBLICIDAD

Los padres de Melyssa no podían creer su buena suerte: “Estábamos desesperados por salvar la vida de nuestra hija. Los cirujanos en Brasil nos dijeron que Melyssa moriría porque el tratamiento que podían aplicarle era demasiado fuerte para un sistema inmune tan débil como el de ella”.

Leer también  Sólo se necesita 1 ingrediente para eliminar los poros en la cara desde el hogar!

La familia emprendió el viaje a Estados Unidos poco después, tenían muchas esperanzas de que el suplicio de Melyssa terminara pronto.

Pero cuando los médicos examinaron a Melyssa por primera vez, quedaron impactados. El tumor había crecido mucho más de lo que imaginaban y había empezado a atacar su mandíbula, hasta rozar la raíz de los dientes. Era como un parásito que se alimentaba del organismo de Melyssa y había logrado extenderse bastante. Sabían que la cirugía sería más difícil de lo que habían contemplado y no estaban seguros de los resultados. Pero aun así, la llevarían a cabo.

Por fin llegó el día de la operación de Melyssa. Su familia esperaba nerviosamente, y la cirugía tardó demasiado tiempo. Las horas pasaron y la tensión se incrementó conforme avanzaban los minutos. Pero finalmente, ocho horas después, Melyssa salió del quirófano rumbo a la sala de recuperación. ¡La cirugía había sido un éxito! Los médicos habían logrado extraer el tumor de 2.5 kilos. La vida de Melyssa estaba a punto de cambiar para siempre.

Cuando Melyssa despertó, no podía creer lo que estaba viendo en el espejo. Aunque tenía un corte que iniciaba en el mentón y se extendía hasta ambas orejas, parecía más “normal” que nunca antes. Fue el día más hermoso de su vida.

Pocas semanas después, esbozó una sonrisa y pudo comer por primera vez en mucho tiempo. Su nueva vida era toda una realidad.

La recuperación de Melyssa va viento en popa, pero todavía queda un largo camino por recorrer. Durante los siguientes diez años va a necesitar más cirugías para asegurarse que el tumor no se forme de nuevo. Será un tratamiento muy costoso, pero la familia continúa recibiendo aportaciones generosas de organizaciones benéficas.

Puedes ver toda la conmovedora historia en este vídeo (en inglés):

Melyssa es una pequeña valiente. Por suerte, su amorosa familia y algunos bondadosos médicos especialistas se las arreglaron para afrontar una terrible enfermedad que estaba a punto de acabar con su vida. Es asombroso comprobar el poder de las redes sociales, y ser testigos de los milagros que ocurren cuando las personas pueden comunicarse con todo el mundo. Para Melyssa y su familia fue una excelente oportunidad para tener una vida feliz y saludable juntos. Y por esta razón, todos estarán muy agradecidos siempre.

Visto en NoLoCreo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo