Cuando la letra vallenata, “mete la pata”

Gazapo le dicen en algunos lugares de España a la cría del conejo, cuya principal habilidad es colarse entre las siembras o en las despensas de las fincas agrícolas sin que los labriegos se den cuenta.

PUBLICIDAD

De esa misma forma suelen ser llamados los errores que se cuelan en el discurso hablado o escrito, sin que el hablante o redactor se percate a tiempo, lo que podría generar más de una situación risible o vergonzante.

PUBLICIDAD

imagen: el universal

Las canciones vallenatas (como muchas del amplio espectro popular) no escapan de estas erratas, aunque deben aceptarse como más dignas de mencionar las de los compositores de la década del 80 del siglo pasado en adelante, pues se supone que quienes los antecedieron eran, en su mayoría, juglares con poca o nula formación académica. Por tal razón están exentos de cualquier análisis.

Pero los nuevos compositores, esos que ya han pisado planteles de educación media y universitaria, están obligados a ser cuidadosos con la sintaxis, las ambigüedades, los pleonasmos, las imprecisiones históricas, la cultura general, etc.

Y es con las canciones de estos últimos con las cuales se hace el siguiente análisis aportado por el lingüista Juan Carlos Urango, el filósofo Eduardo López Vergara y el periodista Rubén Darío Álvarez, quienes opinan que la obligación de una rima o el encajamiento de una frase en una melodía no son excusas para no evitar una errata, pues es precisamente ahí cuando se pone a prueba el ingenio del compositor.
He aquí algunas muestras:

Cuidado con lo que se canta

1. Yuca con sal
(Edilberto Daza)
Int: Iván Villazón.
En la segunda estrofa, el compositor trata de hacer una moraleja calificando el carácter de uno los protagonistas de la canción:
(…) y a ti te quedó el sabor amargo/por creer en un falso sinvergüenza/”.
Pregunta: ¿Es sinvergüenza o es honesto? Si es un sinvergüenza, la palabra falso sale sobrando, porque le quita veracidad al calificativo. Pero es posible que la conjunción “Y” (falso y sinvergüenza) hubiera prestado un buen servicio.

2.Los barrios del Valle
(Wiston Muegues)
Int: William Felizzola
Canción ganadora en el Festival de la Leyenda Vallenata.
Desde la primera estrofa, el compositor explica que ayer conoció a una forastera y, durante tres días, recorrió con ella los barrios de Valledupar.
Pregunta:
Si apenas la conoció ayer, ¿de dónde salió el tercer día de paseo?
El problema se hubiese  evitado sólo cambiando la primera palabra de la primera estrofa, pues en vez de decir, “ayer conocí en la calle…”, podría decirse: “un día conocí en la calle…”.

3. La tartamuda
(Checha Blanco)
Int: Silvestre Dangond
Aquí el gazapo aparece en el estribillo, a manera de pleonasmo:
(…) la dejé con un trabalenguas en la boca”.
Pregunta: ¿Con cuál otra parte del cuerpo se puede pronunciar un trabalenguas?

4. Experiencias vividas
(Diomedes Díaz)
Int: Diomedes Díaz
El gazapo empieza en el título y se
repite en la primera estrofa:
Esta es la historia que quiero/contarle a mis seguidores/y dejarles como ejemplo/mis experiencias vividas”.
Pregunta: ¿Se puede considerar experiencia algo que no se haya vivido?

5. El retiro
(Emilianito Zuleta Díaz)
Int: Poncho y Emilianito Zuleta.
El gazapo aparece en el estribillo de la siguiente forma:
Quien tenga un hermano como yo/ se encuentra feliz en esta vida”.
Comentario: Claramente, el maestro Emilianito quiso homenajear a su hermano Poncho, pero en realidad terminó
elogiándose a sí mismo:
Quien tenga un hermano como yo (¿como Emilianito?)
Lo correcto hubiese sido:
“Quien tenga un hermano como el mío” (como Poncho).

6. El trovador ambulante
(Pedro García Díaz)
Int: Los hermanos Zuleta.
El gazapo está en el estribillo en forma de pleonasmo:
(…) como sombra intangible/caminaba el cantante/”.
Comentario: Hasta el momento no se ha sabido que una sombra pueda ser tangible; es decir, que pueda tocarse, a riesgo de que deje de ser sombra.

7. Déjenme quererla
(Marcos Díaz)
Int: Los Betos
El gazapo está al final de cada estrofa:
Yo no quiero piedras/en el camino de ella y de mí/Quiero que comprendan/que yo soy de ella/y ella de mí/”.
Comentario: Eso de confundir los pronombres “ti” y “mi” con los posesivos “mío” y “tuyo” es cosa corriente en casi todos los géneros de la música popular en castellano.
En el caso que nos ocupa, lo correcto hubiese sido:
“Que yo soy de ella y ella es mía”.

8. El campesino parrandero
(Hernando Marín)
Int: Jorge Oñate
El gazapo lo comete el cantante  al final de la canción, mediante una animación que dice:
Eso sí es verdad, porque cuando yo bebo y tomo, ay hombe, eso lo pago es en efectivo”.
Pregunta: ¿No hubiera bastado sólo con que bebiera?

Leer también  16 fotos del antes y después de algunos lugares importantes de Barranquilla, Increíble la numero 4

9. Hay amores
(Marciano Martínez)
Int:Diomedes Díaz
En esta canción, más que un gazapo hay un enigma en la primera estrofa:
Hay amores que se mueren al nacer/ porque hay otros basados en la mentira/”.
Pregunta: ¿Acaso el compositor quiso decir que si el amor de una pareja se muere al nacer, es porque el de otra pareja se basó en la mentira?

10.Muchacha encantadora
(Robert Oñate)
Int: Los chiches del vallenato
El gazapo se coló en la primera estrofa a manera de desconocimiento cultural:
Quiero ser un Miguel Ángel/con pincel en mano/y hacer de ti una Mona Lisa…”.
Comentario: Leonardo Da Vinci debe estarse revolcando en su tumba con este cambio de autor para su cuadro insigne.

11. Pregúntele a su hija
(Antonio Meriño)
Int: Farid Ortiz
El gazapo se coló desde la primera estrofa, a manera de una mala sintaxis:
¿Quién le dijo, señor/que yo no era capaz de hacer feliz a su hija?/ No puedo ser doctor/pero sé trabajar/pa´darle lo que me pida/”.
Comentario: El compositor intenta decirle al padre de su pretendida que no importa que no sea doctor, porque de todas formas puede ser un buen esposo. Sin embargo, la mala sintaxis de la negación “No” frente al verbo “poder” dan a entender otra cosa: ¿el pretendiente no se siente capaz de ser doctor? Es preferible esta opción:
Puedo no ser doctor”,  que es como decir, “puede que en este momento no sea doctor…”.

12. No puedo cambiarte
(Miguel Morales)
Int: Miguel Morales
El gazapo, a manera de incoherencia, se coló en el estribillo:
(…)El hombre que no ha tenido otro querer, es porque nunca sabe lo que es amar (…)”.
Pregunta:
¿Qué quiso decir el compositor? ¿Acaso que es necesario tener varias amantes para saber amar?

13. Glu, glu, glu
(Luis Egurrola)
Int: Silvestre Dangond
El gazapo se coló en la construcción del estribillo, dado que el compositor  utiliza tres veces la tercera persona, produciendo cacofonía y demostrando pobreza de lenguaje:
Yo lloré por ti/cuando te fuiste tú/
Comentario: La tercera persona se reitera en el monosílabo “ti” (lloré por ti); en el monosílabo “te” (cuando te); en la conjugación  del verbo “ir” (fuiste); y remata innecesariamente con el pronombre “tú” (te fuiste tú).

14. A tu ventana
(Trino Rincón)
Int: Los chiches del vallenato.
El gazapo de esta serenata se coló en forma de una metáfora desafortunada:
(…)déjame mirar tus ojos/porque ellos me vuelven loco/como la luna al sol”.
Comentario:Por muy metafórica o poética que pretenda ser una frase, esa figura literaria debe tener una asidero en la realidad. Y en este caso habría que preguntarle al compositor ¿cómo es que la luna enloquece al sol, si el segundo tiene más vida que la primera? Por algo es el astro rey.

15.Añoranzas
(Roberto Calderón)
Int: El binomio de oro
Aquí el gazapo se coló a manera de sinonimia:
(…) yo no alcanzo a comprender, pero sí alcanzo a entender (…)
Pregunta: ¿No era suficiente conque entendiera?

16. Diana
(Calixto Ochoa)
Int: Diomedes Díaz
El gazapo se coló a mitad de la segunda estrofa:
(…) y si no vienes, seguramente aquí no me encuentras (…)”.
Pregunta: ¿Cómo podría hacer Diana para no acudir al llamado del amante, pero al mismo tiempo no encontrarlo?

17. Mi novia querida
(Gustavo Gutiérrez)
Int: Iván Villazón
Este gazapo se parece al anterior y está en la primera estrofa:
(…)el día que no la visito/ se pone triste/la encuentro muy resentida”.
Pregunta: Cuando el compositor no visita a la novia, ¿cómo hace para encontrarla triste y muy resentida?

Fuente: El Universal

No te lo pierdas

736029_1

‘Vienen los asteroides’: Stephen Hawking alerta de un apocalipsis inminente

Nuestro sistema solar está lleno de enormes rocas espaciales, algunas de las cuales tienen más …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo