Darwin Araújo: la promesa de Junior que se perdió en el sicariato y la extorsión

Quienes hablan de Darwin Araújo aseguran, sin dudar, que era mejor que Carlos Bacca y Teófilo Gutiérrez, delanteros colombianos consagrados en el fútbol internacional. “Hubiera” en el fútbol es símil de “casi gol”: entró o no entró el balón. Lo primero vale, lo segundo no. Como en la vida: es o no es. Y Araújo no fue para las canchas.

“Le decíamos El Loco. Era mejor que Bacca y Teo, lejos”, atinó a decir a El Indicio un exfutbolista amateur, hoy médico, apenas se enteró de la detención de Araújo.

Dos policías lo capturaron el jueves anterior en el sector ‘Las Tablas’ del barrio El Ferry, una de las consideradas ‘zonas rojas’ en seguridad en el municipio de Soledad.

“Darwin era un monstruo: zurdo, gambeteador, con juego aéreo, hacía un ‘caño’ por partido”, agregó.

Araújo debutó en 2005 con Junior, en la segunda era del yugoslavo Dragan Miranovic (n. 1956 – f. 2012) como técnico del conjunto barranquillero.

La aparición del zurdito #32 no fue menos promisoria a las de Gutiérrez y Bacca, nacidos para el profesionalismo en 2007 y 2008, respectivamente. Aunque no anotó gol, a diferencia de ambos, bastó que mostrara una depurada técnica y algo que muchos tardan en reflejar: personalidad. Algo que muchos nunca logran.

DOS PERSONALIDADES

A pesar de sus dotes, Darwin no despegó. Nunca. Tuvo una sombra que opacó al talento y marchitó la flor que en Junior creyeron cultivar.

Peter Kosanovic, exdirector de divisiones menores del club, dio un explícito testimonio de su experiencia en la fallida formación de Araújo.

“Estuvo en las menores y en el primer equipo del Junior. Excelente jugador y, en el fondo, gran persona. Era uno de los más queridos del grupo. Su problema era otro. Recuerdo que hicimos de todo para que pudiera salir adelante en el fútbol, porque era muy talentoso. Le pusimos buses, psicólogo, teníamos los teléfonos de la mamá, el padrastro, la suegra y los vecinos para ubicarlo, porque muchas veces se perdía y dejaba de entrenar”.

En el segundo semestre de 2005, siendo técnico Norberto Peluffo, surgió una de las tantas oportunidades que Araújo desperdició. “Peluffo lo fue a buscar hasta su casa para que concentrara, lo convenció y antes de llegar a la concentración, se salió por la ventana del bus. Y más nunca volvió a Junior. Peluffo lloraba”, recordó un ex jugador que coincidió con él en el equipo.

A raíz de tanta inestabilidad, Araújo recaló entre 2008 y parte de 2009 el Barranquilla FC, equipo filial del Junior en la segunda categoría.

“¿Sabes cómo le pagábamos el sueldo? Yo llamaba a la mamá y a la suegra, le daba una parte del dinero a cada una y un poquito a él. Le pagábamos diario, para obligarlo a venir a entrenar. Si no venía, no se le pagaba. Tocó dividirle el sueldo. Era muy complicado. Le comprábamos guayos y los vendía. Todo lo que la mamá le daba, también lo vendía”, así dijo el serbio.

Un excompañero de Araújo en el Barranquilla FC recordó que una vez se ausentó durante un mes de los entrenamientos. “Tenía contrato firmado y el sueldo se lo seguían pagando. Era tanto el interés por subirlo nuevamente a Junior que Kosanovic fue en el bus de Junior a El Ferry, a convencerlo para que entrenara. Lo hizo, ese fin de semana lo convocaron y fue la figura”.

Kosanovic no negó el episodio, aunque la matizó. “Tenía dos personalidades. Era una persona buena cuando estaba con nosotros, pero totalmente distinta cuando se metía con sus amigos del barrio. Cuando no venía a entrenar, yo mandaba a uno de los asistentes a que fuera en el bus de Junior a buscarlo. Tenía un talento inmenso, por eso hacíamos eso por él”.

Fueron días en los que ya era evidente que los inconvenientes iban más allá de meros ausentismos. “Siempre iba armado. Le ofrecieron vivienda, que se mudara de El Ferry, que saliera de ese ambiente, pero nunca quiso. Fue de los que más ayuda recibió; le ofrecieron de todo, todas las ayudas posibles y ninguna las tomó”, lamentó su excompañero.

2009, AÑO DEL EXTRAVÍO

El problema era otro, sí. Era algo que venía de adentro, de abajo, como raíces. Porque eran las raíces suyas: el entorno en que acumuló sus primeros años y los sigue acumulando. De donde nunca ha podido ni querido salir, y tampoco se lo han permitido.

Darwin es apenas uno de los pocos casos conocidos. Son miles los talentos que en Colombia bifurcan el río de su destino, debido al ambiente que los rodea y contamina, y acaban encausados por el brazo de menor calado y más fácil acceso.

“Tenía dos personalidades. Era una persona buena cuando estaba con nosotros, pero totalmente distinta cuando se metía con sus amigos del barrio”.

El barrio El Ferry no es desconocido en el gremio futbolero. En la década de los 90, y durante 17 años, el sector vio su nombre en titulares de prensa gracias a los goles y la velocidad de Henry ‘El Ferry’ Zambrano.

Eran noticias positivas, que enorgullecían, distintas a las que el barrio protagoniza desde 2009.

En la geografía del departamento del Atlántico, El Ferry marca los límites entre su capital Barranquilla y Soledad. Por eso una parte es jurisdicción de la ciudad y otra, del municipio.

Es importante recalcar en 2009 por una coincidencia: el primer semestre de esa temporada fue la última vez que quedaron registros de Araújo en el fútbol profesional. Así lo evidencian los anuarios publicados en la web oficial del Barranquilla FC.

A partir de entonces –otra casualidad– se disparó la delincuencia en el suroriente de la ciudad. En Rebolo, La Luz, La Chinita y El Ferry, principalmente, un problema que se diseminó a Soledad en barrios como Cachimbero, Primero de Mayo y Ferrocarril.

“Siempre iba armado. Le ofrecieron vivienda, que se mudara de El Ferry, que saliera de ese ambiente, pero nunca quiso.

Es necesario tener en cuenta que en 2009 ya había un auge del nuevo crimen organizado en el país, surgido tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) entre noviembre de 2003 y agosto de 2006.

Atlántico y Barranquilla no fueron excepción a ese fenómeno. En una línea de tiempo se puede reseñar que en 2006 surgieron ‘Los 40’, herederos directos del ‘Bloque Norte’ de las AUC, que delinquió en la región Caribe.

PUBLICIDAD

La Banda Criminal (Bacrim) ‘Los Paisas’, venida de Antioquia, desplazó en 2007 a ‘Los 40’. Ejerció el control hasta 2010, por la venida desde el Valle del Cauca de ‘Los Rastrojos’, que reclutaron a exmiembros de ‘Los 40’ presos o que ya habían quedado en libertad.

Leer también  "Lo que pasa en Colombia se resuelve en Colombia, la mesa no está para solucionar estas situaciones" FARC

El dominio ‘Rastrojo’ se extendió hasta 2013, cuando se precipitó una guerra interna por la que surgieron dos bandos: ‘los Costeños’ y ‘los Vallunos’. Los primeros prevalecieron, siendo una estructura que –con distintos cabecillas– se mantiene como uno de los actores del delito en esta capital.

Ese fue el ambiente que, a grandes rasgos, le tocó a Darwin Araújo. Porque cada una de las referidas manifestaciones del crimen local han nutrido sus redes del sicariato, la extorsión y el tráfico de drogas con menores de edad y adolescentes en situación de riesgo de barrios como El Ferry. Como él.

PRESUNTO SICARIO DE ‘LOS PAPALÓPEZ’

Al tiempo que Araújo renunció al fútbol, las autoridades comenzaron a escuchar un alias: Darwin. Cada vez, con más frecuencia. Por eso a tres investigadores consultados no les extrañó la noticia de la mañana de viernes, sobre el arresto del exjugador profesional por parte de dos patrulleros.

“En la carrera 7 con calle 17, barrio El Ferry, fueron alertados los uniformados sobre la presencia de una persona sospechosa, hallando en el lugar a Darwin Rafael Araújo, quien al momento de ser requerido esgrime un arma contra los uniformados, quienes en una reacción logran lesionarlo en una de sus extremidades inferiores, logrando reducirlo y trasladarlo a un centro de salud bajo custodia”, detalló el reporte de la Policía.

Araújo portaba un revólver Llama ‘Cassidy’, calibre 38, con seis cartuchos, por lo cual afrontará un proceso por porte ilegal de arma de fuego y municiones. La foto difundida por las autoridades lo muestra sentado en una camilla, en medio de los dos agentes captores, con una herida de bala en el muslo de su otrora prodigiosa pierna zurda y un revólver ante sus pies.

Si bien es la primera reseña pública de Darwin como presunto delincuente, en pesquisas de hace dos años está fichado como presunto integrante de la banda local ‘Los Papalópez’, que a partir de finales de 2016 fue absorbida por ‘Los Nuevos Rastrojos’.

“Darwin es sicario de la banda (Los Nuevos Rastrojos) que entró a delinquir en Soledad, en Ferrocarril, El Ferry; en todo el suroriente de Barranquilla, especialmente en La Chinita. Ahoritica está al mando de ‘Raúl Cabezón’, quien tiene alianza con Franklin Malembe, siempre han tenido alianzas. Después de la captura de Franklin, asumió Raúl. Se dedican al cobro de extorsiones, tráfico de estupefacientes y homicidios en los sectores”, contó uno de los detectives.

Otro investigador especificó que Darwin es, al parecer, el cuarto jefe al mando de la estructura encabezada por ‘Malembe’ y ‘Cabezón’. “Ese Darwin es él, cobran extorsiones en Soledad, donde con vigilancia informal cobran casa por casa un supuesto servicio de seguridad”.

EN FEBRERO SE SALVÓ DE MORIR

Agentes de la Policía capturaron en noviembre del año pasado a Dionisio Frías Castillo, alias ‘Gordo 40’, cabecilla principal de ‘los 40 Negritos’.

Las pesquisas determinaron que el arresto de Frías produjo la fragmentación de la banda, lo cual fue aprovechado por ‘Malembe’ y ‘Cabezón’ para incorporar a varios de ellos a ‘Los Nuevos Rastrojos’, que además de ‘Los Papalópez’ atrajo a disidentes de ‘Los Calabazos’, ‘Los 30-30’, ‘Los Grasa’ y ‘Los Costeños’.

En el plan jugó un papel importante Araújo, de acuerdo con las indagaciones. “Con la captura del ‘Gordo’, varios de ‘Los 40 Negritos’ se fueron con Darwin, que los conocía y estaban enfrentados”.

El posible vínculo entre el exjugador y sus exrivales tiene una razón: ‘Los Papalópez’ surgieron como banda en La Chinita, barrio vecino a El Ferry, que es la zona de residencia de ‘Los 40 Negritos’.

Araújo conoció a varios ‘Negritos’ porque primero delinquió para este bando, hasta que tuvo una discusión con Frías Castillo. “El ‘Gordo 40’ lo mandó a matar, incluso hace dos años le dio un tiro a Darwin por discusiones entre ellos. A partir de ese momento, se pasa a Los Papalópez”, explicó uno de los tres investigadores.

El último atentado se registró el 20 de febrero de este año: integrantes de ‘Los 40 Negritos’ llegaron a las afueras de una casa en El Ferry, donde permanecía Araújo. La sentencia fue clara: salía él para matarlo o quemaban la casa.

“El ‘Gordo 40’ lo mandó a matar, incluso hace dos años le dio un tiro a Darwin por discusiones entre ellos. A partir de ese momento, se pasa a los Papalópez”.

Pero varios habitantes del sector salieron a la calle. La confusión fue aprovechada por un mototaxista, que ‘sacó’ en su moto a Araújo y lo ayudó a escapar del sector. Al día siguiente, sicarios de los ‘Negritos’ lo mataron. Las autoridades lo identificaron como Joseph Chavarro Espinel, de 32 años.

Chavarro fue baleado en El Ferry. Varios conocidos lo montaron en una moto para llevarlo a un centro asistencial, pero falleció en el camino y su cuerpo quedó en la calle 14 con carrera 55, en Primero de Mayo.

El página reseñó lo que provocó el homicidio del mototaxista. Una lluvia de mensajes amenazantes contra ‘Los 40 Negritos’, a través de la red social Facebook.

“Atención todos los integrantes de los 40 prepárense hijos de puta que lo que van a llevar es plomo malparidos lo que le hicieron a joser no se va a quedar así gonorreas quieren coger a toda la gente del barrio y tenerla con miedo su reinado se les acabó malparidos hasta el nido de la perra va a llevar plomo hijos de putas prepárense malparidos y esto va para todos los sapos también de los 40 (sic)”.

Antes de ser capturado el viernes por porte ilegal de armas, Darwin Araújo había tenido una esporádica aparición en la prensa, en enero 2011, gracias a lo que mejor hacía antes de dedicarse a la delincuencia.

En una imagen publicada por El Heraldo luce sonriente, festejando con una careta de disfraz en la mano derecha. A su alrededor, una docena de aficionados que ingresaron a la cancha del barrio Cevillar a celebrar su gol, con el cual sentenció el título a favor del equipo ‘Old Parr’ (nombre de una marca de whisky) en un torneo recreativo.

Visto en LaMetroNoticia

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover peñol guatape

(Video) Con más de 120 pasajeros a bordo se hundió un barco en la represa de Guatapé

Buscar: Hace pocos minutos se reportó el hundimiento de una embarcación turística en el embalse …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo