Diez cosas que usted debe hacer para ahorrar dinero rápido!

PUBLICIDAD

Recientemente, uno de los extractos de cuenta de mi tarjeta de crédito decía que en un mes gasté más de 300.000 pesos en Uber. Mi pereza y mis levantadas tarde estaban costándome mucho dinero.

La verdad es que usar Uber de forma indiscriminada está acabando con mis finanzas personales. Recientemente, uno de los extractos de cuenta de mi tarjeta de crédito decía que en un mes gasté 330.000 pesos en viajes.

Quizás no me dolería tanto pagar esa suma si se tratara de un gasto necesario, pero la verdad es que la mayoría de esos viajes (excepto los que hice en la noche) pude hacerlos en transporte público. Mi pereza y mis levantadas tarde estaban costándome mucho dinero.

¿Y qué tal si esa cantidad la hubiera ahorrado para mi retiro? ¿Y qué tal si hubiera metido ese dinero en un fondo de inversión? ¿Y qué tal si todo lo que gasto en comprar cosas que no necesito lo usara para cosas que sí me interesan, como irme de viaje a Japón, pagarme una maestría o invertir en mi pensión?

Ante esta situación, decidí hacer una lista de gastos que podía recortar y ponerme algunos candados para dejar de gastar tanto en Uber. Algunas ideas fueron mías, otras de especialistas financieros y algunas otras me las dieron mis amigos cercanos. Si quieres bajarle a tus gastos, estos son algunos consejos.

1. Ponerle nombre al ahorro

Suena a cliché, pero no lo es. Ponerle un objetivo a ese dinero, por ejemplo, irte de viaje, pagarte un curso o ahorrar para montar un negocio, es el principio de toda la magia.

“Cuando le pones nombre a tu ahorro, el proceso es más fácil porque si en algún momento te quieres gastar ese dinero, sabrás que te estás gastando el dinero que era para tu viaje, tu negocio o la pensión del colegio de tus hijos. Así lo piensas más”, me dijo Iván Barona, especialista en inversiones y director de la plataforma de inversión GBMHomebroker.

2. Levántate más temprano

Mejorar tus hábitos de sueño también podría mejorar tu salud financiera. Si te levantas más temprano puedes optar por usar el transporte público en lugar de tomar taxis para llegar a la oficina o a tus citas de trabajo.

3. Lleva comida al trabajo

Llevar cajitas con comida al trabajo es muy tibio, nada que hacer. Los primeros días son difíciles, pero no te preocupes: la pena pasa.

En mi caso, preparar el almuerzo en la casa (sopa y pollo) y llevarlo al trabajo me cuesta menos de 10.000 pesos al día. Una cantidad considerablemente menor comparada con los 20.000 pesos que suelo gastar cuando almuerzo por fuera.

4. Aprender a decir “no” a una invitación tentadora de tus amigos

Aprender a decir no también es un reto de finanzas personales, sobre todo cuando tus amigos te invitan a salir de fiesta. Pero si de verdad te interesa cumplir un objetivo, es necesario aprender a decir: “Hoy no puedo, pero seguro la próxima vez”.

Leer también  Mi hijo es tan feo que me da vergüenza salir con él y lo quiero dar en adopción.
PUBLICIDAD

Que no te dé pena contarles a tus amigos sobre tu plan de ahorro. Ellos lo entenderán e incluso quizá sigan tu ejemplo.

5. Cuando salgas, pide cuenta separada

Si decidiste salir, hazlo con un presupuesto definido. Y si tus amigos son de los que piden mucho y después quieren dividirlo en partes iguales, lo mejor es que pidas tu cuenta aparte.

6. Evita comprar ropa que no necesitas

Estar en un plan de ahorro es como estar a dieta: cuando estás en un régimen riguroso de ahorro, sufres porque deseas comprar todo lo que no debes. No te engañes, no necesitas ese pantalón ni esos tenis.

Cuando veas algo que te gusta, respira profundo, piensa en tu objetivo y date unos tres días de reflexión. De pronto, después de ese tiempo ya ni siquiera quieras comprarlo.

7. Aprovecha tu cuenta de Netflix

Si tienes cuenta para ver películas o series por Internet, aprovéchala. Una suscripción a un sistema como Netflix, HBO o Blim te cuesta alrededor de 22.000 pesos al mes, mientras que ir a cine te cuesta casi lo mismo por ocasión y por persona, sumándole además lo que tienes que gastar en transporte y comida.

8. Deja tus tarjetas en la casa

Si estás en un plan de ahorro estricto, lo ideal es tener sólo la cantidad de efectivo que quieras gastar ese día y dejar las tarjetas de débito y crédito en la casa. Así evitarás las compras impulsivas, señala Raúl Martínez Solares, especialista en Economía conductual, una rama de la Economía que estudia cómo las personas toman sus decisiones financieras.

9. Evitar prestar dinero

Si tu jefa o tu compañero de trabajo te pide que le pagues el café de 2.500 pesos porque se le quedó la billetera, mejor hazte el loco y dile que a ti también se te quedó. Después de todo lo estás haciendo por tu objetivo, aunque no está mal que le prestes una que otra vez con tal de que te pague.

La idea no es volverse el tacaño del barrio, pero lo más probable es que te saque de tu presupuesto y de nuevo pienses que es imposible ahorrar.

10. Paga la tarjeta para que deje de generar intereses

Lo último, pero no menos importante, es pagar tu tarjeta de crédito. Si tienes deudas que puedas liquidar, hazlo de inmediato e incluso antes de iniciar tu plan de ahorro.

Si no lo haces, mientras tú te esfuerzas por ahorrar, tu deuda seguirá creciendo y vivirás ahorrando sólo para pagar intereses de tu tarjeta que se comerán tu esfuerzo. Para poder empezar a ahorrar con objetivo, lo ideal es hacerlo limpio de deudas.

Cuando logres generar excedentes recortando gastos innecesarios, podrás iniciar tu plan de inversión en un fondo, un plan de ahorro para el retiro, un fondo de ahorro educativo u otros productos que vayan de la mano de tu meta.

Visto en Vice por Señora Videgaray

No te lo pierdas

cover pasajero bolivares transmilenio

La conmovedora historia de un Colombiano que invirtió “sabiamente” su dinero con Venezolanos

PUBLICIDAD Un usuario de Transmilenio en Bogotá, hace un par de dias dejo un humilde …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo