El llegó borracho a su casa y le dijo algo a su mujer que te dejará impactado.

PUBLICIDAD

Cuenta una historia, que un día o más bien una noche de San Juan, un hombre salió de fiesta sin su esposa y sin su hijo. Salió solo, con sus amigos a una fiesta privada cerca de la playa.

Resulta que la noche fue genial y todo iba bien hasta que, para variar, este hombre se pasó de copas y terminó muy borracho tumbado por los suelos. Sus amigos se vieron obligados a llevarlo casi que arrastras a la puerta de su casa al cuidado de su mujer.

A la mañana siguiente, el hombre amaneció con resaca y con los ojos pegados del cansancio y del alcohol aún circulando por sus venas y empezó a ver cosas bastante anormales

Sin poder recordar cómo había llegado a su casa la noche anterior, se encontró un vaso de agua y unas aspirinas en la mesita de noche, su ropa limpia y plegada junto a la cama. Todo estaba super ordenado y limpio y también se encontró con una rosa roja junto a una nota que decía TE AMO… en la misma mesita de noche…

Aún creyendo que estaba borracho, no podía creer que su esposa estuviera haciendo todo eso por él, más bien sufría por si iba a estar muy enfadada y enojada y se adentro por el pasillo, camino a la cocina, para así poder ver cual era el ambiente y sacar conclusiones rápidamente. ¡Estaba temblando!

Leer también  Policías encontraron a este niño encerrado en un ático, desnutrido y enfermo. Cuando supieron quién lo mantenía así, no pudieron creerlo
PUBLICIDAD

Al entrar a la cocina, su hijo sonreía y su mujer le daba un fuerte abrazo y un fuerte beso en los labios. Y él se quedaba como loco con miles de preguntas en su cabeza…

Mientras su mujer le preparaba el desayuno y sentado a la mesa junto a su hijo, este le preguntaba en voz medio bajita:

– ¿Hijo qué pasó anoche?

– Bueno, que llegaste con un pedo descomunal, te caistes vomitando en medio de la sala e hiciste un desorden enorme…

– ¡Ya! Me imagino, pero no recuerdo absolutamente nada. ¿Y por qué mamá está tan cómoda, cariñosa, atenta y sonriente conmigo, después de la que líe anoche?

– ¡Ah, jajajaja! Es que mientras la pobre te subía como podía a la cama y te trataba de sacarte la ropa, y justo cuando iba a quitarte los pantalones, dijiste con lengua enredada:   ¡DÉJAME PERRRRAAA  QUE YO ESTOY CASADO Y AMO MUCHO A MI MUJER!

Visto en: AlbertoEspinola

No te lo pierdas

cover fb aniamles ilusion elefante

Sólo las personas con un cociente intelectual superior a 120 logran ver más de 6 animales, ¿Tú cuántos pudiste ver?

PUBLICIDAD Una ilusión óptica es cualquier tipo ilusión del sentido de la visión que nos …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo