Saltar al contenido

El sutil pero antihigiénico secreto que hay detrás de las secadoras de manos

Si eres de esos que utilizan los secadores de mano de baños públicos porque pensabas que era una alternativa muchísimo más práctica que las servilletas, sería recomendable que sigas leyendo esta noticia.

Investigadores de la Universidad de Connecticut demostraron que en realidad, sin importar que sean más amigables con el medio ambiente, los secadores eléctricos pueden estar llenos de materia fecal. A estas conclusiones llegó una investigación que se publicó en Applied and Environmental Microbiology.

Heces en tus manos

Para entrar en contexto: cuando alguien tira de la palanca (momento en el que el agua sale para llevarse los desechos al desagüe) con el inodoro destapado, diminutos trozos de excremento y bacterias pueden ser arrojados a una altura de hasta 4,5 metros en el aire. Estos trozos y bacterias tienen la posibilidad de llegar hasta el ambiente cálido de los secadores para después ser expulsados hacia tus manos recién lavadas.

Los investigadores colocaron placas de Petri en los baños de la universidad con el fin de recolectar las bacterias presentes. Las que fueron expuestas al ambiente normal de un baño público tenían solo una colonia bacteriana presente. Pero las que estuvieron expuestas a 30 segundos del aire de una secadora presentaron de 18 a 60 colonias bacterianas por placa. A pesar de que parezca perfectamente limpio, un secamanos termina empujando más aire desagradable en el baño que una toalla de papel.

Esto condujo a la conclusión que una extensa variedad de bacterias, incluidos patógenos potenciales y esporas, podrían ser depositados en las manos por medio de estos aparatos eléctricos.

¿Es peligroso?

El autor principal del estudio, Peter Setlow, asegura que a pesar de todas las bacterias presentes, no hay que preocuparse tanto. ¿Por qué? Setlow afirma que a menos que poseas un sistema inmune muy débil, como los ancianos, tranquilamente puedes tolerar la cantidad de bacterias presentes en un baño público promedio.

Leer también  10 síntomas de Cáncer que muchos ignoran. Conócelos antes que sea demasiado tarde!

La verdad es que muchas de esas bacterias no son dañinas para nosotros. Son microbios esenciales para la vida en la Tierra. Son las criaturas más antiguas y han estado, por supuesto, existiendo mucho antes que nosotros en este planeta. Y además, son una parte crucial de nuestra propia inmunidad.

Algunos investigadores afirman que no pueden establecer si las toallas de papel sean más higiénicas que los secadores de mano.

De acuerdo con BussinessInsider, incluso se recomienda que los padres rueden a sus hijos por el piso sucio de un metro. Esto se deba a que hay evidencia de que una mayor exposición a gran variedad de microbios ayuda a nuestro sistema inmunológico a crecer sano y fuerte.

Por esa misma razón, no deberías temer si otros estudios establecen que los secamanos son propagadores de enfermedades. El hecho de que estés en un baño no incrementa drásticamente la probabilidad de que adquieras una.

¿Y las toallas de papel?

Que las toallas de papel sean mucho más higiénicas que los secamanos no es un hecho. Así como hay estudios que demuestran que las toallas son mejores, otros demuestran que no hay mayor diferencia entre ambos métodos de secado. Independientemente de cómo te seques las manos o donde te encuentres, recuerda esto: las bacterias siempre estarán ahí. Y eso, sí es un hecho.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo