Saltar al contenido

En ‘bazar’ de la Ciudadela, hombre explota granada de gas lacrimógeno, llega el Esmad y se formó la murga

En un verdadero caos se transformó un ‘bazar’ de vecinos en Carnaval, en la Ciudadela de Barranquilla. La fiesta que empezó después del mediodía del lunes acabó en caos la madrugada del martes.

La parranda fue interrumpida a las 2 de la mañana cuando uno de los asistentes activó una granada de gas lacrimógeno y se formó la pelotera en la rumba.

Esmad y Policías debieron intervenir y se enfrentaron a las personas. Balas y botellas iban y venían en la llamada calle ancha del barrio (calle 47D).

La persona que activó la granada quedó registrada en un video grabado con su telefono. En la imagen, se aprecia a la multitud bailando música electrónica, emitida por un parlante de uno de los vehículos que estaban presentes hasta que explotó el artefacto.

“Cuando abrió la granada la gente pensaba que el iba a lanzar pólvora y ese era el olor que se sentía. Sin embargo, cuando vio que no la podía sostener, la lanzó al suelo y el artefacto explotó soltando el gas lacrimógeno”, manifestó un testigo de la fiesta.

Leer también  Santos le vendió el Páramo de Santurbán a los Árabes por US$45 millones. ¡Nos jodió!

Agregó que el caos reinó en la zona porque todos los presentes empezaron a correr para todos lados. “La gente se desmayaba, se les caía el celular, otros gritaban y se ahogaban con el humo que salió de la granada. Fue un momento de pánico”, contó.

El testigo dijo que la Policía y el Esmad estaban afuera del bazar para custodiar la fiesta y el sonido del Car Audio que se encontraba presente. “Cuando ellos ven que el hombre explota la granada, entraron a dispersar a la gente”, aseguró.

Sin embargo, los uniformados fueron recibidos a botellas por un grupo de adolescentes que inclusive, hasta festejó que habían “logrado” que la Policía se fuera haciendo tiros.

En medio de esta ‘Batalla’ campal, se observa como varias personas corren de manera desesperada para refugiarse en la zona conocida como los bloques del barrio de la Ciudadela.

Lo que empezó como una fiesta de “vecinos” se transformó en una pelotera, en plena madrugada de Martes de Carnaval.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo