Enamorando a una mujer costeña!

Para hablar de cómo conquistar a una mujer del Caribe debemos saber qué tipo de mujer es ella. La mujer costeña es una fruta dulce, consentidora, cariñosa, gritona y de un gran corazón, tienen un instinto materno a priori y siempre se preocupan por los demás, a veces más que de ellas mismas. Físicamente se dice que la mujer costeña es morena, mulata o negra, voluptuosa en sus formas. Yo creo que esa concepción se ha redefinido cultural y genéticamente porque el intercambio cultural en nuestra región es de los más fuertes que hay en el planeta. Ahora hay mujeres de todos los tamaños, tonos de piel, de ojos, costumbres, y ascendencias, así que, ya lo costeño no solo se lleva en el cuerpo, se lleva más que todo en la mente, en el sabor, en los colores, en la frescura al hablar, en la sinceridad que roza en la grosería para muchos. Una mujer costeña es abierta y pone los puntos sobre las íes, no se va con rodeos.

Por otro lado en su sangre lleva el ritmo, y lo demuestra hasta a la hora de caminar, caderas, baile, correr, nadar, y mucho pechiche, caracterizan a la mujer del caribe. Así que si le gusta una mujer como la que describo, lea atento la investigación que hice preguntando a muchas mujeres (inclusive costeñas mezcladas) sobre que hay que hacer para ganarse su corazón.

Muchos tópicos existen sobre la forma como acercarse a una mujer, a pesar de las diferencias culturales no creo que haya mucha diferencia entre los sentimientos de las personas alrededor del mundo, lo que si varía es la manera de expresarlos y de recibirlos. Es ahí donde radica la problemática de las relaciones humanas y la manera como se desarrollan. Hay muchos escritos sobre la manera de conquistar a una mujer del Caribe, mucha poesía y literatura, tips de sexólogos y galanes de vereda, muchas o casi todas las cosas se han dicho, aun así hay que aceptar que no todos los hombres tienen acceso a las mieles de la belleza femenina y además disfrutar de ellas como se debe. Las razones hay muchas, creo que la más fuerte es la educación machista que los hombres estamos acostumbrados a recibir.

Hombres lo primero que debe tener en cuenta es cuidarse y amarse para aprender a dar de ese cariño al mundo que lo rodea y por su puesto a la mujer que desea y ama, un hombre inseguro repele y se auto elimina como pretendiente de cualquier mujer, y terminará escondiéndose detrás de objetos, atuendos y actuaciones pedantes o infantiles para hacerse “notar” a la mujer que quiere. Todos tenemos inseguridades, pero dejar que nos sobrepasen es darse por vencido, y toda mujer desea un hombre que la acompañe y la cuide en sus faenas de la vida. Así que quiérase, cuide de su presencia y de sus modales, y ante todo, sea usted mismo, nunca pose ser quien no es. Quien lo desee y quiera lo aceptará y le enseñara a lidiar sus males. La mujer costeña ama la espontaneidad en el comportamiento y se burla de las personas que aparentan cosas que no son y que peor aún son materialistas y pretenden conquistarla por medio de regalos rimbombantes. Sea más natural, por ejemplo, invitarla a comer a casa y preparar la comida usted mismo hará que se despierte algo de interés por sus habilidades culinarias y seguramente por otras más.

La mujer es un ser que como la luna tiene fases, la feminidad siempre ha sido asociada a los cambios de ese astro, ellas tienen los ritmos más cambiantes y por algo el ciclo menstrual y el de la luna duran 28 días. Un hombre debe aprender a leer las señales de estos cambios, eso tiene que ver con el dedicarse realmente a escucharla, brindarle las palabras y los actos que ella necesita y que la harán sentir que el hombre con el que habla en realidad está pendiente de ella. Conversar, compartir gustos y decir lo que se siente es fundamental, nada más excitante y emocionante que una buena conversación.

Leer también  Alerta en la ciudad de Barranquilla por fuertes brisas que superan los 30 y 40 km/h
PUBLICIDAD

Las mujeres del caribe son alegres y les encanta ser llenadas de cariño y halagos, se debe ser constante en ello, porque si no le da de beber a las plantas estas se secarán y no le darán ni flores ni frutos, y nada mas lindo que un árbol florecido, piense en ellas como una planta o un árbol al que está cuidando, con el tiempo le dará sombra y esa sombra es su cariño y apoyo. Si hay una canción que le recuerda a esa mujer que quiere cerca, dígaselo, “esta canción me recuerda a ti” en algunos casos es cursí pero si esa es la verdad, dígasela. Si es bueno con las palabras úselas, pero siempre sinceramente y siendo consecuente con lo que dice, si es malo con ellas actué, y tome en cuenta que para la mujer costeña, más vale una acción contundente que demuestre que usted de verdad la quiere y la desea, que mil palabras bellas en contraste con la ausencia de acciones o peor aún, acciones que demuestren que todo lo que usted ha dicho es una vil mentira y una sarta de patrañas, quedará tachado como un mentiroso por siempre, la mujeres nunca olvidan.

Así que sea siempre sincero, no se apresure, hay todo tipo de relaciones y como siempre se ha dicho en nuestro argot popular “alguien propone y la mujer dispone” ella tiene la última palabra a la hora de seguir adelante en el cortejo o con una relación.

Ahora siendo más poeta y más entregados a nuestro caribe hermoso, una mujer del caribe se seduce con actos de cariño, escuchándola y divirtiéndose con lo que le cuenta, seguro también puede hacer un buen chiste de usted mismo. La mujer caribe es fuerte pero le gusta ser asistida, es dulce y pechichona, gritona, con sus personas de confianza, ganarse eso y conservarlo es su meta.

A una mujer del Caribe le gusta bailar siempre habrá una oportunidad para bailar lo que sea que usted baile, pero hágalo y no le de pena, agárrele las caderas y muévase, mírela a los ojos y por favor no deje de aprender a bailar, escuche la música y sienta el movimiento de su cuerpo y el ritmo de la música. A la mujer del Caribe siempre la emocionará un buen bailarín que no se apene del movimiento de su cuerpo y se divierta, de eso se trata bailar.

Sea juguetón y déjese “pechichar” que los amores son para disfrutarse, no hay porque posar de rudo todo el tiempo, porque es muy aburrido un hombre siempre con actitud de macho alpha. Repito, dele cariño en buenas dosis, pues es muy rico para ellas que se juguetee junto a ella y se le de cariño y ternura. Aprenda a “mamar gallo” y a ser cariñoso, además, nada es más placentero que los cariño y los juegos de una mujer enamorada.

La mujer del caribe es sencilla y muy natural llévela de paseo al mar, a la montaña, hágala vivir aventuras, el caribe está lleno de lugares para visitar y hacer florecer el amor, así que aprenda a colgar hamacas y cuélguele la hamaca a la chica que le gusta, súbase a un árbol y ayúdela a subir, para que puedan recordar que era ser niños, muéstrele el frescor de mirar desde lo alto.

Concluyendo recuerde que una mujer caribe cree más en las acciones que en las palabras, sea directo con lo que quiere de ella, sea un caballero y aprenda a escucharla, hágale sentir sus intensiones, la timidez no puede ser confundida con la cobardía y le recomiendo, si es penoso, rompa la pena, no sirve de nada, le quitara oportunidades de todo tipo, de el primer paso y que no sea abrupto, haga llegar el mensaje por otros medios que no sean la voz, como en la canción “El telegrama” de Ismael Rivera.

Visto en: ViveCaribe por Esteban Abdala

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

camila vuelo avianca

¡Se para señor me hace el favor y la calma! El bochorno de una pasajera ebria en pleno Vuelo de Avianca.

El video que rápidamente se hace viral en la red social facebook que fue donde …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo