Saltar al contenido

Cómo enseñar a los niños a que nadie puede tocar su cuerpo

Aunque frecuentemente nos parece muy difícil y no tenemos ni idea de cómo llevarlo a cabo, es importante que le expliquemos a nuestros hijos que nadie debe tocar su cuerpo, ni obligarlos a hacer nada que no quieran. Pero, ¿cómo lograrlo sin perturbarlos al respecto?

Hay ciertas reglas que ayudan a que los niños aprendan a no permitir esta clase de contacto

  1. Enséñale que el cuerpo es suyo y que nadie puede tocarlo sin su permiso. Dile a tu hijo cómo se llama cada parte de su cuerpo, con un lenguaje según su edad. Habla sobre su derecho de rechazar un beso o una caricia que no le agrade, aunque sea de un familiar cercano a él o ella.
  2. Enséñale a decir NO de manera firme e instantánea, cuando sienta que hay un contacto físico nada agradable o intenten obligarlo a llevar a cabo algo que no desee. Conversa sobre la diferencia de un secreto bueno y malo, explicándole que el segundo se le tiene que contar a la persona que más confianza y seguridad le tenga. Los niños son muy inocentes y esto ocasiona que confíen en los demás facilmente; no obstante, es importante que desde chicos les enseñemos a distinguir lo bueno de lo malo (buen o mal contacto).
  3. Aclarale que ningún adulto tiene derecho a pedir ayuda a los niños para hacer algo (y menos aún sin permiso de los padres). Es habitual que un adulto pida ayuda a otro adulto y no a un niño. Muéstrale que está mal si alguien mira o toca las partes privadas de su cuerpo, que son las que cubren su ropa interior; y si eso pasa, que no tengan miedo de decir NO, irse del lugar e ir con una persona de su confianza a contarle lo que pasó.
Leer también  Conmovedor video: Madre solo hay una y todas son un universo de sacrificios

Mantén una conversación abierta con tus hijos para que tengan la plena confianza de contarte todo lo que les sucede, no importa si tiene uno, dos, tres o cinco años.

Hazlos sentir seguros y protegidos por ti.

Con información de Naran Xadul

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo