¿Eres de los que te pones rojo cuando bebes alcohol? Esto puede ser un grave problema.

Si tu respuesta es afirmativa, probablemente deberías preocuparte. Muchos no lo saben pero existe una importante relación entre el consumo de alcohol y los valores de presión arterial. Muchas investigaciones lo comprueban. Si eres de esas personas que tras poco tiempo de tomar comienza a evidenciar que su piel cambia de color pues, probablemente este aumentando tu presión arterial.

Lo que ocurre de forma general es que producto del consumo de alcohol algunas personas comienzan lentamente a ponerse rojas, al poco tiempo la coloración se acentúa, pueden experimentar sensación de calor y el enrojecimiento de extiende hasta el tórax. Estos síntomas pueden además, acompañarse de náuseas, mareos o dolores de cabeza y todos parecen indicar la presencia de una hipertensión arterial.

Una reciente investigación llevada a cabo en la Universidad Nacional de Chungnam de Corea del Sur evidenció que las personas que presentan enrojecimiento facial después de beber, son 2.27 veces más propensas a tener hipertensión que las que no lo hacen.

¿Cómo se explican estos síntomas?

Cuando tomamos alcohol nuestro organismo comienza a sintetizar una enzima que recibe el nombre de Alcohol Deshidrogenasa, esta enzima es capaz de degradar el etanol en acetaldehído.El acetaldehído es un compuesto nocivo para nuestro organismo que dilata los vasos sanguíneos, lo que hace evidente el enrojecimiento que se acompaña de picazón e inflamación, ya que el cuerpo no puede eliminar el acetaldehído; además, disminuye la presión arterial. Entonces, ¿cómo se explica la hipertensión? La respuesta de tu cuerpo al descenso de la presión arterial es poner en marcha sus funciones para aumentarla rápidamente y este proceso resulta en un aumento por encima del rango normal.

Leer también  Los dentistas no quieren que esto salga a la luz. Este es el método más rápido y seguro para blanquear los dientes
PUBLICIDAD

Siempre el enrojecimiento es un signo de alarma. Si se trata de una persona que lleva un estilo de vida saludable, el consumo de 8 bebidas alcohólicas a la semana aumenta el riesgo de padecer un infarto. Mientras que si se trata de una persona que además de presentar el enrojecimiento, posee otros factores de riesgo para padecer infarto (obesidad, sedentarismo, tabaquismo), su riesgo aumentará tan sólo con consumir 4 bebidas alcohólicas semanales.

Medidas Preventivas

La principal medida preventiva es la abstinencia. Sin embargo sabemos lo difícil que puede resultar para muchos; por ello la mejor recomendación es beber con prudencia colocándose límites y evitando adquirir otros factores de riesgos que empeoren nuestro estado de salud y aumente nuestra vulnerabilidad.

En la actualidad existen medicamentos que contienen ranitidina y famotidina, capaces de suprimir el enrojecimiento. Deben consumirse antes de beber y requieren prescripción médica. Algunas hipótesis señalan que con el tiempo el cuerpo asimila de manera más favorable el acetaldehído y los síntomas van disminuyendo; sin embargo, aún no existe base científica concreta que las respalde.

Visto en: PorLaSalud

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover 20 30 40 años

Qué vitaminas necesita nuestro organismo a la edad de 20, 30 y 40 años

Buscar: “Necesito vitaminas”, solemos decir esto muchas veces, sabiendo que el cuerpo necesita toda nuestra …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo