Ella está embarazada de gemelos. Pero cuando los doctores ven el ultrasonido, algo anda mal.

Lisa y John, esperaban ansiosos la llegada de su bebé. Cuando finalmente sabrían el sexo de este,recibieron la increíble noticia de que no era uno sino dos, así que los afortunados padres se sintieron los más dichosos y felices del mundo pues la familia sería más grande.

PUBLICIDAD

La felicidad que los invadía nunca los hizo siquiera imaginar lo que se avecinaba.

PUBLICIDAD

En una de las citas de rutina al ginecólogo, recibieron una noticia inesperada: sus gemelas eran monocoriales monoamnióticos, es decir, los bebés estaban compartiendo la placenta. Sin duda, este era un caso muy raro, pues no era ni común ni normal que ello ocurriera.

Los bebés corrían graves peligros, pues además de compartir la placenta, corrían el riesgo de que el cordón umbilical las ahogara. Así que por ser embarazo de alto riesgo, Lisa tuvo que ser hospitalizada desde los cinco meses de embarazo, pues ella y sus bebés debían ser monitoreadas con frecuencia.

Con la angustia de poder perderlos a los tres, John no se separó ni un solo momento de ellos y siempre trató de darle ánimos a su hermosa esposa. Ambos decidieron llamarlos: River y Piper, y siempre tuvieron fe en que las cosas finalmente saldrían bien.

Leer también  Su hijo tiene alta fiebre y llora mucho. Entonces la madre se percata del TERRIBLE error del médico

A continuación te compartiremos un vídeo que fue hecho por Lisa, en este nos muestra todo lo que vivió durante su embarazo. Lo triste que fue tenerse que despedir de su amigo y fiel compañero, su perrito de años y todas las semanas que tuvo que pasar en cuidados intensivos, todo por sus bebés. Sin duda el amor de una madre es infinito y este vídeo te lo muestra. No dudes en mirarlo, te encantará aún más su final.

Si has llegado al final de este vídeo habrás comprobado que el amor de padres es el más grande y puro que pueda existir, esperamos que como a nosotros, a ti también te haya gustado y nos ayudes a compartirlo en tu muro.

Visto en PorqueNoSeMeOcurrioAntes

No te lo pierdas

escamas

Esta mujer estuvo 3 semanas cubierta de escamas de pescado. Cuando los médicos se lo quitaron, no lo podían creer.

Maria Ines Candido da Silva, de 36 años, se encontraba trabajando como camarera en un …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo