Este padre se tatuó una cicatriz como la que tiene su hijo en la cabeza para apoyarlo en un difícil momento

PUBLICIDAD

Muchas veces la vida no es como la esperamos, menos cuando parece que se la está “descargando” con nuestros hijos. Es por ello que ver a un hijo enfermo es una de las situaciones más extremas que hay donde y algo por lo que nadie quisiera pasar.

La siguiente es la historia de un padre que decidió tatuarse en la cabeza una cicatriz similar a la que su pequeño hijo tiene, producto de un tumor cerebral, para apoyarlo en este difícil momento que está atravesando y lo cual, debido a su corta edad, es más difícil que otros casos.

El pequeño Gabriel Marshall, de Kansas, Estados Unidos, fue diagnosticado con este mal en marzo del 2015 por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para su proceso de curación y recuperación. Pero como es sabido, este tipo de operaciones deja una gran cicatriz en la cabeza que para muchos es la marca de este mal, situación que a un niño puede desmotivar verla día a día.

Leer también  Si lavas el pollo crudo, ¡he aquí por qué debes dejar de hacerlo inmediatamente!

PUBLICIDAD

Por ello, el padre de Gabriel, Josh “J-Mash” Marshall, tomó una decisión la cual no dudó y que significaría mucho para el recuperamiento psicológico y social de su hijo. ¿La idea? Tatuarse una cicatriz similar, en el mismo lugar, para así demostrarle que no tienen nada de anormal y que existen otras personas con su mismo caso. Sin duda, un excelente padre.

Este caso es similar al que hace un tiempo se conoció de Alistair Campbell, un padre de Nueva Zelanda que decidió tatuarse un implante auditivo para ayudar a su hija que tiene problemas para oír. Con ello ayudó a su autoestima y hoy goza de una vida plena como cualquier niño.

Visto en Mott.pe

No te lo pierdas

cover pasajero bolivares transmilenio

La conmovedora historia de un Colombiano que invirtió “sabiamente” su dinero con Venezolanos

PUBLICIDAD Un usuario de Transmilenio en Bogotá, hace un par de dias dejo un humilde …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo