Ex sicario de Escobar, reveló el escalofriante regalo que su hija le pedía cada Navidad

PUBLICIDAD

Cuando dinero es lo que sobra, los caprichosos suelen ser muy demandantes y los gustos muy estrafalarios, sino pregúntenle a Manuela, la hija menor de uno de los capos más conocidos, Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Pablo Escobar fue un reconocido narcotraficante colombiano, fundador y máximo líder del Cártel de Medellín. Al ser asesinado, su familia tuvo que abandonar el país y refugiarse en Argentina. Con el tiempo, su esposa volvió a enamorarse y al lado de este hombre terminó por criar a sus hijos, Juan Pablo el mayor y Manuela la hija menor. Recurrieron a nuevas identidades para poder vivir tranquilos y mantenerse alejados del mundo tan complicado en el que vivieron junto a Pablo Escobar.

Sin embargo, a pesar de querer mantenerse alejados del ojo del huracán, al volver a ser localizados, diversos periodistas no dudaron en acercarse a la familia y cuestionar sobre diversos asuntos que nunca quedaron esclarecidos. Solamente María Victoria, ex esposa del fallecido capo y su hijo mayor Juan Pablo, han dado entrevistas, incluso Juan Pablo escribió y publicó un libro en donde da su versión de lo que fue la historia de su padre y lo que fue para él tener como figura paterna a uno de los capos más poderosos.

Por su parte, la hija menor de Pablo, es la única que nunca ha querido aparecer en ningún medio ni ha concedido ninguna entrevista a nadie. Para todos resulta un gran misterio pero lo que sí sabemos es que fue una pequeña sumamente consentida, tal vez la favorita del capo.

Recientemente Jhon Jairo Velásquez, mejor conocido como ¨Popeye¨, uno de los sicarios más famosos que siempre fue leal a Escobar y quien convivió con el capo y su familia por más de 20 años, hizo una declaración acerca de los extravagantes caprichosos que el capo le concedía a su hija menor Manuela.

Pablo Escobar nunca le daba un ¨no¨ a su pequeña Manuela, y cada año esto es lo que ella le pedía.

Leer también  La verdadera historia que nunca le contaron a los Colombianos sobre el vuelo 203 de Avianca
PUBLICIDAD

“Popeye” asegura que Manuela fue quien más resintió y sufrió la pérdida del capo, era muy unida a él y él trataba de pasar el mayor tiempo posible con ella y cuando no podía ser así, la llenaba de regalos y extravagancias que terminaban llenando su ausencia. Manuela nunca conoció un ‘no’ por parte del capo, cada uno de sus caprichos eran cumplidos, incluso el más descabellado.

Popeye declaró que cada animal que se encuentra en la Hacienda Nápoles pertenece a Manuela, fueron regalos que Escobar le hizo a su hija en diferentes ocasiones.

Otro de los actos de amor que Escobar tuvo para con su hija, fue cuando en una ocasión esta tiritaba de frío, así que el capo no dudó en arrojar 2 millones de dólares al fuego para que este no se apagará y su hija pudiera recuperar el calor.

Por último, nos dejó helados cuando platicó que cada navidad la pequeña pedía un unicornio y como era de esperarse el capo no pudo negarse a concederle dicho deseo. Ordenó entonces que clavaran un cuerno de toro en la cabeza de un caballo pura raza e incluso le pegaron alas de papel en el cuerpo, y aunque Manuela no cabía de felicidad, esta le duró muy poco pues el equino murió días más tarde infectado por la herida y además por el pegamento al que lo exponían.

Sin embargo, el capricho continuó por varios años y la escena se repitió tantas veces su deseos fueron órdenes.

Lamentables pérdidas a causa de una pequeña que no tenía límites. Como padre, quieres dar a tus hijos todo lo que su corazón desea para hacerlos felices, pero los padres que dan demasiado, frecuentemente puede malcriar a sus hijos. COMPARTE este artículo si consideras que los excesos y el no saber decir “no”, siempre trae fatales consecuencias. No olvides dejar tu opinión.

Visto en PorqueNoSeMeOcurrio

No te lo pierdas

safe_image-7

6 desconocidos conversaron en una habitación oscura. Cuando encienden la luz ninguno cree lo que ve

PUBLICIDAD Muchas veces los prejuicios nos hacen juzgar a las personas antes de conocerlas realmente. …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo