Giovanni Hernández NO piensa renunciar al Junior de Barranquilla: “no me voy a entregar”

A Junior de Barranquilla le quedan, en total, ocho partidos en el año, y que se jugarán en los próximos 25 días. Eliminado de toda opción en Liga Colombiana, solo resta la final de la Copa Colombia para buscar la opción de ganar algo más en el año.

Todos los señalamientos hoy son para el entrenador Giovanni Hernández, que no ha obtenido los mejores resultados, pero que aspira en estos juegos a conseguir victorias que permitan recomponer en algo un pedregoso camino. La prensa pide su renuncia, y él no la dará.

“La renuncia es para los mediocres, yo siempre he estado con la cabeza en alto. Llegué aquí en un descenso, en la misma situación. ¿Usted se imagina cuántos equipos desearían estar en el torneo al que llegó Junior? ¿A cuántas personas les gustaría estar en donde yo estoy? Renunciar, jamás”, dijo Hernández a ‘Fútbolred’.

PUBLICIDAD

No obstante, deja todo en manos de dios: si bien él no piensa dar un paso al costado, aduce que si las directivas del cuadro ‘Tiburón’ optan por despedirlo, él respetará la decisión. Parece ser que, ante los negativos resultados, sus horas en el club están contadas.

Leer también  Su esposa lo atrapo con la que al parecer es la otra y este le tira la camioneta encima con bebé en brazos.

“Que sea lo que Dios quiera, pero no me voy a entregar, para mí nunca en mi vida, como futbolista y como entrenador, nada ha sido fácil, siempre ha sido de recelos, de inconvenientes de quererme muchos, de no quererme otros. Nunca ha sido fácil para mí nada. He tenido la mente más fuerte que débil en muchos aspectos para pelear contra estas adversidades”, cerró Hernández

Visto en HSBNoticias

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover baranada teo

(Video) 3 heridos al romperse baranda de la tribuna de occidental durante presentación de ‘Teo’

Buscar: Tres personas resultaron heridas, tras desprenderse una baranda del estadio Metropolitano, localidad occidental. Cuando …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo