Ha desaparecido otro de los grandes lagos del planeta. Esto fue lo que quedo de él…

Conocido como el lago Poyang, ubicado en la provincia de Jiangxi, China, es el tercer lago de agua dulce más grande del país en extensión y en capacidad. Lamentablemente, ahora nos toca decir que “era”, ya que la seguía que sufren en la zona llevó a que sus aguas redujeran más de lo normal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Poyang cubre una superficie de unos 3585 km². Cifra que podía aumentar hasta los 4400 km² durante la temporada de lluvia y disminuir hasta los 1000 km² durante la de sequía.

Sin embargo, con la construcción de la presa de Las 3 Gargantas, además de un período demasiado largo de sequías, trajeron como consecuencia que la disminución de su caudal se haya acelerado. Las imágenes que se muestran en este artículo fueron capturadas a principios del mes de noviembre de 2016.

En un lugar en el que antes había aguas de entre 8 y 25 metros de profundidad, ahora solo se aprecian enormes praderas verdes. Las aguas del lago eran utilizadas, entre muchas cosas, para regar diversos cultivos como el arroz. Además se utilizaba para suministrar agua potable a las comunidades de la zona.

Leer también  'Muy chistosito' Lo estoy grabando grandísimo @&@"^%#.. El esposo de Doña Gloria

Desde el 2002 se había prohibido pescar en sus aguas. De hecho, Poyang era llamado por sus habitantes como “las aguas de la muerte”, a causa de la desaparición de más de 200 embarcaciones de grandes dimensiones en su aguas.

En ciencia cierta, aún no se conoce la verdadera razón por la que ocurrieron tantos hundimientos en el lago, sin embargo el cambio brusco del viento en sus aguas es el principal sospechoso.

Lo cierto es que la disminución del nivel del agua afectará de muchas maneras a toda la población y su entorno. Esta historia nos recuerda a la del Mar de Aral. Tal parece que nada hace reflexionar a los humanos.

Visto en Increible

No te lo pierdas

scarybridge-og-compressed

Este famoso puente le da ataques de pánico a la gente. Mira lo que sucede … ¡Da miedo!

Cuando era mas joven, me encantaba ir a los parques de diversiones, pero no fue …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo