De haberse ganado 10 millones de libras en la loteria a terminar trabajando como barrendero

El dinero no da la felicidad, y hoy os lo mostraremos con un ejemplo. Y es que en manos de quien no sabe controlarse puede hacer perder la cabeza a cualquiera, precipitándose hacia una espiral de autodestrucción.

PUBLICIDAD

La historia de Mickey Carroll es como la de tantos otros jóvenes que llegaron a ser millonarios por sorpresa. Una crónica de excesos, sexo y drogas que casi acaba con su vida.

PUBLICIDAD

Visto en LaVozDelMuro

Leer también  Quiso jugarle una broma a sus hijos al regalarles lo que no esperaban. Pero la sorpresa se la llevó él al ver la reacción de ellos.

No te lo pierdas

escamas

Esta mujer estuvo 3 semanas cubierta de escamas de pescado. Cuando los médicos se lo quitaron, no lo podían creer.

Maria Ines Candido da Silva, de 36 años, se encontraba trabajando como camarera en un …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo