Saltar al contenido

Habló Don José y dice que dueña de restaurante siempre ha sido “una madre” con él

José de Jesús contó en la emisora regional La Z Urbana, después de percatarse de que su rostro y dos videos eran difundidos masivamente por los distintos medios sociales para informar y comunicar del país.

Frente la situación, donde una mesera del lugar de comidas ‘Taquino’ en el sector El Poblado (Medellín) le habría dicho que debía comer afuera y que fue grabada por la artista plástica Valeria Lotero, Don José mencionó que todo se trató de un mal entendido y dijó:

“Yo canté dos canciones: ‘Mamá vieja’ y ‘El cristo en la pared’ y me colaboraron los que estaban ahí almorzando. Entonces, me dijo una doctora y un doctor que estaban ahí: ‘¿Usted ya almorzó?’, entonces, yo le dije que no, que no había almorzado y me dijeron: ‘Ah, entonces siéntese ahí en la mesita que le vamos a dar para que almuerce’. Yo me senté”.

Sobre la situación, el humilde hombre, de 61 años y que sobrevive del dinero que recoge cantando y tocando su guitarra en restaurantes y buses, agregó:

“La cajera me dice: ‘¿Usted va a almorzar aquí?’, le dije: ‘Claro, me invitaron’, y dice: ‘¿Por qué no se lo lleva en la cajita’; entonces, yo dije: ‘Es que yo voy a almorzar aquí que el doctor y la doctora me dijeron que me sentara ahí para almorzar. Si me lo llevo así, en caja, pues no me dan el almuercito’. Fue un malentendido de la cajera, que dijo que no se podía. Llamó a la señora, a la dueña”.

Leer también  Hacía de madre amorosa, pero era mala: usaba a su hija de 13 años y su bebé para vender drogas

Inmediatamente, Don José explicó que conoce a la propietaria del restaurante desde hace 15 años y resalta:

“Ella es muy buena conmigo. Ella me colabora con ‘platica’ y no tengo que decir nada de la dueña. Para mí es una madre”.

No obstante, los periodistas de la emisora le preguntaron al cantante si sabía el nombre de la mujer, a lo que respondió: “No”.

Rápidamente, los comunicadores cuestionaron que si lleva tanto tiempo conociéndola como no va a saber el nombre y les surgió una inquietud que le consultaron directamente: “¿Le han ofrecido plata para hablar bien de alguien?”, a lo que él afirmó: “No me han ofrecido nada”.

Inclusive, expresó que él no se sintió discriminado, sino que la joven que grabó el video fue quien vio la situación de esa manera:

“La doctora se puso a llorar ahí. Entonces, lo tomó así que discriminación, pero para mí no. La doctora fue la que sintió así como mal porque la cajera fue la que me dijo. La dueña del restaurante es una madre para mí, como le digo. No tengo que sentir nada de ella”.

En los siguientes videos publicados profusamente en redes sociales se ve a Don José entregando su declaración y asegurando: “Yo no quiero mal ni para ella, ni para mí”. Algo que también ha sido criticado por los usuarios en redes sociales.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo