¡Intensa búsqueda! Venezolanos habrían estrangulado y robado a mujer que les dio posada en Malambo

PUBLICIDAD

Algo que mostraba a Yudis Yadira Olivella Daza en todo su esplendor de buena mujer, era el es­píritu de servicio desinteresado hacia los otros. De esta forma la recordaron ayer familiares y vecinos que lamentaron el despiadado asesinato de que fue víctima pre­suntamente por una pareja de adolescentes venezolanos, a los que les dio trabajo en un SAI de su propiedad; y después los aco­gió en su vivienda. Y ahí, en la casa en la que les dio techo y comida, fue estrangulada y herida de dos puñaladas, parece ser para robarle dinero en efecti­vo y otros elementos de valor.

Por ese motivo la Policía busca a una pareja de venezolanos, y a un su­puesto cómplice, sindicados de asesinar a Yudis Yadira. El hecho de sangre se registró el día martes en la carrera 26B No. 22-29, barrio El Concord de Ma­lambo.

Según la Policía, el crimen Se habría producido entre las 2:00 pm y 4:00 pm, no obstante, fue hasta las 6:30 de la tarde, con la llegada de un inquilino que volvía de trabajar. Los presuntos asesinos han sido identificados como Enrique Orozco, de 19 años; y su novia, Estefany, de 22.

Enrique orozco y Estefany

La víctima de 56 años, era abogada, co­merciante y prestamista. Era divorciada y no tenía hijos. Johnny Olivella, hermano de la mujer, afirmó estar “100% seguro”, de que fueron los venezolanos quienes le quitaron la vida a su herma­na para robarle.

Su hermano conto que hace unos 20 días Yudis los acogió, primero en su negocio (un SAI), y desde hace unos dias en su propia casa. Johnny asegura que su hermana los ayudaba para que sobre­vivieran mientras conseguían un traba­jo estable.

Vecinos del sector le relataron a los familiares de la víctima, que previamente ella sostuvo una fuerte discusión con los dos venezolanos y luego salió de su casa.

También relataron que la vieron ingresar nuevamente a la vivienda, de manera cautelosa, encontrando todo en desorden. Enseguida escucharon un grito que fue suspendido, quizás por algún elemento que le presionaron en su boca.

“Yudis era una mujer muy humanitaria, ellos llegaron a pedirle posada a través de un señor que apodan el ‘Chino’, mi hermana aceptó y empezó a colaborarles”, relato Olivella. En el transcurso de dos semanas los venezolanos atendieron y vivieron en el SAI que Yudis tenía a pocos metros de su hogar, pero la se­­mana pasada, la pareja se había mudado a la vi­vienda de su benefactora, donde ocupa­ron un cuarto y continuaron trabajando en el SAI.

Leer también  Sincelejo indignada por permiso de 72 horas al asesino de la abogada Lía Nasser.
PUBLICIDAD

“Ellos se dieron cuenta de que mi hermana manejaba plata. Además tenía una habitación arrendada a un joven que trabaja en un banco, él fue quien descu­brió el cadáver en el baño, a las 6:30 de la tarde cuando llegó de laborar”, manifestó el hermano de la abogada.

El relato del joven que encontró el cuerpo es que su cuarto estaba completamente desordenado y notó que se habían llevado sus objetos de valor, entre estas un Iphone que jamás saca­ba a la calle. El joven pidió ayuda a una vecina, juntos registraron la vivienda y se percataron de más signos de robo.

Así quedó el cuarto de la mujer Foto: Johny Olivares – El Heraldo

En el baño principal fue hallada Yudis con una soga ama­rrada en el cuello, y dos puñaladas en el costado derecho. Se encontraba muerta y la pa­reja no aparecía. Olivella dijo que hurtaron dos computadores portátiles, dinero, celula­res, joyas y maletas que usaron para sa­car las cosas.

El relato de los vecinos también indica que ellos alcanzaron a ver a dos hombres cuando salían de la vivienda con unas maletas, en la que presuntamente llevaban el producto de elementos hurtados. (Ver video al final)

Uno de ellos no era inquilino, pero habría actuado en complicidad para cometer el hecho.

Las autoridades estiman el monto del robo en $5 millones. Veci­nos relataron que a las 2 de la tarde vie­ron entrar a la casa a Yudis acompañada de la pareja. Iban discutiendo, pero nadie sabe por qué.

“En la cuadra nadie escuchó nada por­que un vecino puso a sonar un equipo to­da la tarde. Estoy seguro de que mi her­mana pidió auxilio, porque ella era muy ‘bullera’, pero nadie la escuchó”, relato tristemente Johnny Olivella.

Con información de Aldia.co

No te lo pierdas

Screenshot 2017-10-23 06.02.51

Juez dejó en libertad a papá, abuelo y tío de niña abusada sexualmente en Antioquia

PUBLICIDAD Los tres están en la calle desde el viernes, ya que un juez de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo