Johan Beltrán cambia su versión sobre el asesinato de exjefe de medicina legal y se retracta de culpar a Dayana Jassir

El medio informativo de la costa caribe El Heraldo ha sido el único medio que ha logrado obtener una nueva declaración del ex chofer del director regional de medicina legal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Un giro podría dar el proceso sobre el homicidio del director regional de Medicina Legal, Eduardo Pinto Viloria, por una nueva declaración de Johan Beltrán Ulloque, uno de los tres confesos coautores del crimen.

“Me enviaron un abogado a amenazarme en la misma URI”, afirmó Beltrán en la entrevista que concedió el viernes anterior en la Penitenciaría de El Bosque a un investigador de la defensa de Dayana Jassir De la Hoz, esposa del funcionario, y con quien él tuvo un romance.

En ese reclusorio, Beltrán está detenido desde junio junto con otros dos copartícipes del asesinato: Jesús Gutiérrez Arrieta, alias Chucho, y Miguel González Reales, alias Migue.

La mujer permanece en el centro de rehabilitación El Buen Pastor por cargos de determinar la muerte de su marido, tiroteado la madrugada del 4 de mayo de este año en una casa del barrio Cevillar, suroriente de Barranquilla. La pareja vivía allí con su hijo.

En este nuevo testimonio, conocido por EL HERALDO, el conductor se retracta de sus señalamientos contra Jassir y asegura que la involucró “para preservar su vida y la de su hijo”.

Recuperar el dinero

Beltrán, acompañado en la entrevista por su abogado Ricardo Camacho Beltrán, manifiesta que su intervención en el plan criminal contra Pinto solo fue “recibir llamadas” a su celular, que consistían en que ‘Chucho’ quería conocer “la ubicación donde estaba”.

En este caso, la Fiscalía hizo una reconstrucción de los minutos previos del crimen: el conductor recogió hacia las 3:15 a.m. a Jassir De la Hoz en la vivienda, abordo del auto Kia ‘Stylus’, de placas IRY-418, con el fin de transportarla hasta La Guajira.

“¿Cuál era el objetivo de que diera la ubicación?, ¿cuál era el plan a seguir?”, preguntó el investigador privado. “Recuperar el dinero y salir de la casa”, contestó el detenido.

Ante un nuevo interrogante respecto al “dinero”, Beltrán fue más explícito al responder. “Un dinero de un pago que le hicieron al señor Eduardo Pinto, por concepto de una valoración médica; (…) para alguien que se encontraba en la cárcel”.

Salida de la cárcel

En la audiencia de imputación de cargos a Jassir, el 28 de junio, la Fiscalía leyó una ampliación del interrogatorio  en el que Beltrán se ratificó en señalarla de determinar el homicidio.

“Pasado un tiempo (del crimen) pensamos seguir con nuestra relación y organizarnos como pareja, pues ella iba a quedar económicamente bien ya que lo que era de ella lo manejaba yo; y ella unos meses antes me había prometido comprarme un carro y un apartamento para que mi esposa no me humillara más, supongo que era del dinero del seguro”, declaró.

El seguro mencionado eran las pólizas que Pinto, de 34 años, tenía registradas: una oficial tasada en $300 millones, por su cargo en Medicina Legal, y otra particular. Las pesquisas de las autoridades incluyen establecer si ese dinero fue el móvil de Jassir y Beltrán para planear la muerte y luego vivir juntos.

Pero el procesado no dijo lo mismo hace ocho días, al ser indagado sobre las personas que, al parecer, están realmente detrás del asesinato y las circunstancias que lo rodearon. “Solo pienso que fue por la recuperación del dinero y la salida de alguien de la cárcel”.

Es decir, Pinto habría incumplido un acuerdo para que Medicina Legal expidiera un dictamen que permitiera a un preso obtener beneficios jurídicos. Por esta razón se habría planeado el plan de hurto en la vivienda.

“Los tipos (Chucho, Migue y Ñeco) iban a interceptarme (en el auto), entrar a la casa, recuperar el dinero y salir; eventualmente sucedió que el señor Eduardo sale corriendo (dentro de la casa) y le disparan, es todo”.

I: ¿Cuál era el conocimiento que tenían los señores Ñeco y Chucho sobre este evento?

B: “Sí, eran contratados para un robo, fueron contratados para un robo”.

I: ¿Por quién?

B: No sé.

Leer también  La herencia que recibirá Dayana Jassir acusada de asesinar a su esposo Eduardo Pinto Ex Director de Medicina Legal

A diferencia de este último relato, la inspección a la escena del crimen del CTI concluyó que Pinto fue amordazado y recibió los disparos en la espalda, para lo cual le pusieron una almohada.

Y en un interrogatorio que rindió, ‘Chucho’ aseguró que Alberto Cabrera Barrios, alias Ñeco, subió con Pinto al segundo piso de la casa y lo baleó en el cuarto matrimonial.

Luego, en una nueva declaración, ‘Chucho’ se retractó y sostuvo que él fue el pistolero, por lo que aún no es claro quién apretó el gatillo contra el médico.

No tenía conocimiento

El 23 de junio, en el interrogatorio de indiciado ante la Fiscalía, el conductor acusó a Jassir de determinar y ordenar el asesinato de Pinto.

“Ella me dio la orden de matarlo y me dio el número de la persona que me contactaría para hacer el trabajo, de ahí es donde me comunico con Chucho para cuadrar el trabajo. La primera plata que yo di fue un millón 500 mil pesos, esa plata me la dio Dayana unos días antes; yo le entregué la plata a Chucho en la carrera 19 con Murillo. El resto de plata no sé cómo se la entregaron a Chucho”.

Beltrán niega, ahora, que la bacterióloga tuviera conocimiento del supuesto plan de buscar el dinero, por medio de un atraco.

I: ¿Cómo surge entonces la señora relacionada o vinculada con el caso?

B: Primero, por las versiones que presenta Jesús Gutiérrez. Después el fiscal, en el afán de atrapar a los culpables, surge el interrogatorio en medio de las audiencias, y, aparte, amenazas que había de mi vida también y a mi familia, porque la plata al fin no se recuperó (sic).

I: ¿Al no recuperar la plata se dieron amenazas contra usted?

B: Sí, claro, están sentadas en la oficina de Seguridad Pública, amenazas posteriores al homicidio (sic).

I: ¿Por qué cambió la versión de los hechos? ¿Por qué no dijo la verdad?

B: Me enviaron un abogado a amenazarme en la misma URI.

I: ¿Puede dar el nombre del abogado?

B: No, un señor moreno, solo se presentó como abogado y me llamó a la reja, y por la reja hablamos, eso fue todo.

I: ¿Tiene que ver ella, ella es determinadora en este caso?

B: No, es inocente.

Amenaza en la URI

Beltrán aseveró al investigador que prefirió enlodar a la viuda “para preservar su vida y la de su hijo”.

I: ¿Por qué?

B: Porque después de eso, la plata, si no aparecía, seguían en la lista ellos, esas fueron las amenazas que me llegaron en la URI.

I: ¿De qué plata me está hablando?

B: De la plata que se pagó para una valoración médica por inhabilidad.

I: ¿A quién se le pagó?

B: Al doctor, tuve conocimiento después de los hechos.

El detenido detalló luego que se había acordado que ‘Chucho’, ‘Ñeco’ y ‘Migue’, en un taxi, lo interceptaron cuando transportará a Jassir. “No tenía claro qué día era que iban a abordar el vehículo o qué día iban a suceder las cosas, solo que iba a suceder”.

Más adelante, el investigador retoma las preguntas sobre las presuntas amenazas del abogado en los calabozos de la URI.

“O sea, me mandaron a llamar, igual cuando eso, ni siquiera mi abogado se podía comunicar conmigo y ese tipo entró; (…) me amenazó, amenazó a mi familia, me dijo que los próximos serían ellos (Jassir y su hijo) si no aparecía la plata y pensé que el lugar más seguro era que estuviera presa, mientras todo se aclaraba”.

Los primeros efectos de esta evidencia testimonial podrían darse en las dos audiencias programadas para hoy. En la mañana, la Fiscalía formulará ante el juzgado 6to. penal del circuito la acusación contra Jassir y Cabrera, alias Ñeco, por los delitos de homicidio agravado, hurto y porte ilegal de armas.

Y en la tarde, el juzgado único penal del circuito especializado dará a conocer las penas que deberán purgar ‘Chucho’, ‘Migue’ y Beltrán, debido a que acordaron con la Fiscalía allanarse a cargos, a cambio de recibir penas de 19 años.

Visto en El Heraldo por Germán Corcho Trochez

No te lo pierdas

descarga-3

Con uniforme de la Policía asaltan residencia de un Sargento retirado en Barranquilla

Vistiendo chalecos y gorras de la Policía cuatro sujetos asaltaron la residencia del sargento retirado …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo