Kelly vivió una tortura al ser operada con anestesia local y no general

PUBLICIDAD

Casos se han escuchado de personas a las que la anestesia no les hace efecto y les toca vivir un calvario, pero el caso de Kelly es distinto… ¿negligencia médica?

Kelly Johana Argel Ponce, de 26 años, fue ingresada al quirófano porque le iba a ser removido un tumor en la zona inguinal.

La mujer, madre de cuatro hijos, fue atendida en la clínica Salud Social de Sincelejo, según lo citó El Meridiano.

Aunque llevaba dos meses organizándose para esa intervención quirúrgica, jamás tuvo una cita con un anestesiólogo…

Ella pensaba que le iban a poner anestesia general, con la que se dormiría completamente y no sentiría el dolor, pero no fue de esta forma. Le pusieron local y ahí empezó su tortura.

PUBLICIDAD

“Sentí toda la operación en carne viva”, manifestó Kelly, quien también contó cómo le suplicó al médico encargado que parara el procedimiento, pero lo único que recibió a cambio fueron insultos.

Relató que gritaba desesperadamente de dolor para que el médico parara, pero él ni siquiera la miraba:

Leer también  Hallan tres mujeres muertas a bala en Santa Marta.

“No tuve ni consuelo por parte de él (…) me insultó porque le iba a tumbar los instrumentos”, expresó la paciente.

Ella se está recuperando de la dolorosa operación y piensa instaurar la denuncia en contra del centro médico y el doctor que la atendió, de quien sólo sabe que se apellida Mangones.

No te lo pierdas

Screenshot 2018-04-23 09.11.51

Imprudencia de ciclista y motociclista terminó en grave accidente

PUBLICIDAD Según varios testigos, el incidente se registró cerca a la planta de tratamiento de las …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo