‘La barriga e’ trapo’ 20 años de una historia de amor con un triste final…

PUBLICIDAD

¡20 años no son nada!  Si. hace 20 años, Liliana Cáceres Herrera, fue protagonista de  una historia macondiana, que sorprendió a  Barranquilla y el resto del país cuando la joven barranquillera  en el afán de no perder a su novio (Alex Ferrans) en manos de su mejor amiga, simuló un embarazo de séxtuples.

El sábado 8 de noviembre de 1997, Liliana se presentó por primera vez al Hospital Universitario de Barranquilla a una consulta prenatal, llevaba una toalla roja puesta encima de la barriga para tapar su enorme abdomen.

El primer sorprendido fue el médico Jaime Rodríguez al verla quedó atónito y solo atinó a llamar al doctor  Miguel Patiño, director del hospital para que lo apoyara en el caso insólito.

Liliana Cáceres armó un falso vientre con trapos, e incluso, un pin plástico de bolos para formar el ombligo. Antes de que se descubriera la farsa, la prensa barranquillera ( Delfina Cuesta (El Heraldo) y Carlos Peláez (La Libertad) llamó el tema ‘La historia de la ´Súper Mamá ’, que le dio la vuelta al mundo. Carlos Peláez, emprendió una campaña para ayudar  a Liliana. Victor Herrera Michel, quien fungía como director de mercadeo de Olímpica, apoyo la campaña del periodista Peláez. La Cadena Olímpica, donaría  durante  tres años los pañales para los siete hijos de Liliana Cáceres.La  fantasía de Liliana Cáceres  se le vino abajo el viernes 28 de noviembre, tras la insistencia de los médicos del Hospital Universitario de Barranquilla para  practicarle  una ecografía, para determinar el estado de salud de sus siete hijos, pero la joven barranquillera minutos antes del procedimiento estalló en crisis nerviosa y confesó la farsa: su inmensa barriga era de trapo.

Leer también  La polémica réplica gigante del Arca de Noé que se construyó en un parque temático religioso de EE.UU.
PUBLICIDAD

Liliana desarrolló durante meses una trama para mantener a su lado al amor de su vida: Alex Ferrans, un chico del que se enamoró mientras bailaban champeta en una de las fiestas del barrio Nueva Colombia, al suroccidente de Barranquilla. Fingió un embarazo, en el afán de no perder a su novio en manos de su mejor amiga.

El ingenio  popular de los barranquilleros  la denominó  esta  historia de amor como la ‘barriga de trapo’, que quedó inmortalizada en canciones entre la más destacada la Checo Acosta y disfraces de Carnaval. Liliana Cáceres Herrera tuvo que radicarse en Cartagena al no contar con el apoyo de su familia y  además para evitar ser presa fácil de la burla. Ella trabaja haciendo trenzas y masajes a los turistas al frente del hotel Dorado . En la capital de Bolívar encontró el amor que no pudo lograr en Barranquilla. Liliana tiene cuatro hijos.

Para el sociólogo Guillermo Mejía, liliana Cáceres fue víctima de los falsos mitos a nivel de nuestra cultura en donde muchas  mujeres  finge un embarazo para tratar de sostener una relación de amor, o para ´retener el marido´.  la  historia de amor de Liliana tuvo  con un final triste.

Por Francisco Figueroa Turcios
Visto en LaMetroNoticias

No te lo pierdas

Screenshot 2017-11-20 05.07.17

La triste historia que pocas personas conocen del jugador de Junior, Roberto Ovelar.

PUBLICIDAD El delantero Roberto Ovelar, jugador del club Junior de Barranquilla, tiene una historia verdaderamente conmovedora la …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo