La boda entre un vigilante y un coreógrafo celebrada en un pueblo de Bolívar

PUBLICIDAD

La boda causó revuelo en Santa Rosa de Lima un pueblo de Bolívar.

En ese lugar la decisión del coreógrafo Delkis Madero Zabaleta y su prometido, el vigilante, Luis Antonio Correa de ‘casarse’ en un matrimonio público causó un polvorín en el año 2015.

Para la época en Colombia no existía el matrimonio entre parejas del mismo sexo, situación que ahora ha cambiado.

Vestido de novia, Delkis fue entregado a su novio (que lo esperaba de saco y corbata-) por su madre Celina Zabaleta, a la entrada del estadero ‘La Metralla’, en medio de los aplausos de los asistentes. La encargada de cerrar esta unión fue la secretaria de un juzgado de Cartagena que era una amiga en común de los dos.

A la fiesta llegaron cerca de 300 invitados, sin contar otra medio centenar de colados que fueron detectados a tiempo y que resultaron responsables del atraso en la repartición de la comida, ya que en el presupuesto no había platos ni licor para tanta gente.

La celebración empezó a las 8 de la noche de un sábado y terminó el domingo a las 8 de la mañana, cuando el sol puso al descubierto a los trasnochados que ni siquiera el sonido del picó que amenizó el festejo pudo despertar.

Delkis, de 38 años, y su pareja, de 21, en ese entonces se fueron de luna de miel en la misma noche del matrimonio. Pasaron unas horas en Arenal, Bolívar donde se enamoraron en unos carnavales apasionados. Después viajaron a pasear unos días en isla Palma.

“Era un sueño que quería cumplir”, dijo el coreógrafo, que estaba seguro de que la mayoría de la comunidad de su pueblo lo acepta como es.

Leer también  Córdoba posee la tasa más alta de cáncer de pene por práctica de sexo con burras
PUBLICIDAD

Sin embargo, entre dientes y en la intimidad de las viviendas, muchos de los lugareños no terminaban de aceptar el acontecimiento jamás vivido en Santa Rosa de Lima, municipio de unos 18 mil pobladores.

Para el concejal de Santa Rosa de Lima, Mario Rodríguez, lo del ‘matrimonio’ de Delkis fue “un show nunca antes visto en el pueblo”.

Las ‘nupcias’ se celebraron con todas las de la ley. Los novios tuvieron pajecitos y corte de madrinas, un carro con moño de flores que los transportó de la cantina a la casa y una entrada con alfombras sobre la polvorienta calle que conduce al vecindario de la pareja, en el populoso barrio 15 de Agosto.

Los invitados y colados corrían detrás de los recién ‘casados’. El coreógrafo fue asistido por lo que en el poblado llaman el “burín del matrimonio”, un grupo de mujeres que lo ayudó a ponerse el vestido blanco de novia, lo peinó y maquilló para la ocasión.

Una modista le diseñó y le hizo a Delkis el vestido de cola larga y strapless.

A la fiesta asistió la esposa del alcalde de Santa Rosa de Lima, Aminta Salguedo. El coreógrafo ha trabajado por años en la Alcaldía como instructor de danzas. Estudió en Bellas Artes danza internacional, es director de un grupo de baile y se gana la vida como decorador de eventos.

Sobre su relación comentó que antes de contraer nupcias tenían tres años juntos y explicó que le propuso a su pareja ‘casarse’ “con una gran fiesta pública”, sin “ocultar ni sentir vergüenza”.

La familia del muchacho aceptó la unión y asistió a la fiesta.

No te lo pierdas

Screenshot 2018-04-23 09.11.51

Imprudencia de ciclista y motociclista terminó en grave accidente

PUBLICIDAD Según varios testigos, el incidente se registró cerca a la planta de tratamiento de las …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo