La historia de un sepelio custodiado por el ESMAD y un helicóptero de la policía de Barranquilla

El sepelio de Bella Rosa Celin

PUBLICIDAD

Más de cincuenta policías, algunos de ellos vestidos de civil, agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, y un helicóptero de la institución, vigilaron de cerca cada movimiento. No estaban siguiendo a un peligroso delincuente. Estaban en un sepelio.

PUBLICIDAD

Las imágenes parecían sacadas de una película: Decenas de personas llegaron al lugar del evento religioso, el féretro era cargado por jóvenes que poco pestañean y mucho miran para todos lados. Siempre alerta, a la espera de cualquier cosa; de un puñal, de insulto, de un balazo.

Los establecimientos comerciales cercanos a la funeraria cerraron temprano. Los trabajadores temen que en cualquier momento se desate la balacera. Es el sur de Barranquilla.

Todo sucedió en el sepelio de Bella Rosa Celin, una niña de 13 años que fue asesinada el jueves pasado. Era la exnovia de un pandillero. Un lío de faldas acabó con la vida de Bella.

Resulta que cuando la niña se fue a vivir con el pandillero, conocido con el alias de ‘El Chino’, otra mujer, que al parecer era la esposa del hombre, enfureció.

“Ellas no podían verse porque siempre comenzaban a pelear. Una vez en un picó se ‘jalaron’ los cabellos. Pero ayer tuvo un fatal desenlace, mataron a Bella”, dijo uno de los amigos de Bella que le contó la historia al medio localZona Cero.

El principio del fin de la vida de Rosa se empezó a escribir, paradójicamente, en un cementerio. Allí llegó la menor para darle el último adiós a Kevin Batlle Becerra, asesinado a puñal y bala días atrás.

En el cementerio coincidieron Bella y quien había sido la esposa de ‘El Chino’, quien empezó a insultarla.

“Una amiga de Bella Rosa decidió llevársela del campo santo para evitar más problemas. Se fueron entonces con su grupo de amigos para la calle 112F con carrera 20 del barrio Los Olivos II en la cancha Borromeo a compartir un rato y tomar licor”, cuenta Zona Cero.

Según reseña la prensa local, tras salir del cementerio, la esposa de ‘El Chino’ y su hermana, fueron a buscar a Bella. Los integrantes de un grupo conocido como ‘Los Paragüitas’ (amigos de Bella) no dejaron que la pelea pasara a mayores. Pero pasaron las horas y el trago cumplió con su cometido.

Leer también  Mientras Vargas Lleras termina su tratamiento en Estados Unidos, esta madre Colombiana llora a su hija muerta frente a la frialdad de unas enfermeras

Esta vez fue Bella la que fue a buscar a las mujeres que la querían agredir. “Aparentemente en medio de sus tragos llegó hasta la vivienda para defenderse de las mujeres que le estaban buscando problemas. Comenzaron a pelear y una de ellas sacó una varilla, por lo que Bella Rosa intentó correr y trató de esconderse pero allí fue herida con un puñal en el cuello”, relató un conocido de Bella a Zona Cero.

“No me deje morir, no me deje morir”, esas, según la abuela de Bella, Marcelene Celín, fueron las últimas palabras que su nieta pronunció en vida. Se las dijo al médico que la atendió.

“Sí estaban peleando, ella llevaba dos meses de haber terminado con el pelao, y ese pelaó tenía mujer”, Marcelene confirmó a Noticias Caracol que los móviles del fatal desenlace fueron pasionales.

No sería la única muerte que dejaría este lío de faldas. Zona Cero cuenta que el viernes, cuando “dos hermanos identificados como Rony Alberto y José Alfredo Aguirre Pérez, integrantes de‘Los Paragüitas’, y amigos de ‘El Chino‘ se dirigían a dar el pésame, fueron interceptados por miembros de ‘Los Galácticos’ amigos de Bella Rosa a reclamarle por dejar que la mataran”.

A tan solo cuatro calles de la casa de Rosa Bella, inició una fuerte discusión.

“Que pésame vienen a dar. Ustedes dejaron que mataran a Bella y no hicieron nada. La dejaron morir”, dijeron ‘Los Galácticos’ a los hermanos. Acto seguido le propinaron heridas con machete ocasionándole heridas en su cuerpo. Los hermanos fueron auxiliados y llevados hasta el hospital El Bosque, y a los pocos minutos murió Rony Alberto por las heridas en cráneo, abdomen y tórax. Mientras que José Alfredo recibe atención por las heridas en la espalda”, reseña Zona Cero.

La muerte de Bella y su cinematográfico sepelio, son solo un ejemplo de una grave situación que se vive en Barranquilla, ciudad en la que existen 109 pandillas. En la última semana fueron asesinadas cuatro personas y en lo que va de 2016, 12 jóvenes han muertos por disputas entre pandillas.

Visto en KienyKe

No te lo pierdas

381566_165716_1

Tres años de cárcel por darle plata a un policía de tránsito

Esedid Ariza Olarte es el dueño de un tractocamión, que fue sorprendido el 31 de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo