La mujer se quejaba de que sus cuidadores la maltrataban. Las imágenes que grabó la cámara oculta son brutales

ADVERTENCIA: Este artículo contiene imágenes que podrían perturbar a algunos lectores. 

Al igual que muchos ancianos que requieren asistencia día y noche, Minnie Graham pasaba la última etapa de su vida en un residencia para personas mayores en Garland, Texas. La señora de 98 años no solo era una viejecita simpática y amable, sino también una bisabuela muy querida por su enorme familia.

Pero cuando Minnie les contó a sus bisnietas Terri Hardin y Shirley Ballard que algunos cuidadores de la residencia le hacían daño, ellas se sorprendieron muchísimo. La viejecita mencionó a un asistente en concreto, que había sido extremadamente cruel con ella.

Cuando los miembros de la familia notaron que a menudo presentaba heridas, se preocuparon mucho y acudieron a la dirección de la residencia para saber qué estaba pasando. La explicación: Minnie se había caído varias veces de su silla de ruedas. La familia de Minnie no se tragó el cuento; sabían que algo andaba mal y se les ocurrió una idea muy moderna para averiguar la verdad.

Instalaron una cámara oculta en la habitación de Minnie y grabaron lo que en realidad estaba pasando. La secuencia del maltrato era extremadamente chocante, por decirlo de alguna manera.

Cuando vieron el vídeo, no lo podían creer. En la pantalla se apreciaba claramente cómo la supuesta “asistente” de Minnie le daba empujones, la abofeteaba, la sacudía del brazo y le daba tirones de pelo. El maltrato también incluía meter un trapo mugriento en la boca de esta anciana indefensa y rociarle la cara con agua.

PUBLICIDAD

Pero no sólo sufrió abusos físicos. La familia de Minnie escuchó aterrorizada cómo la empleada del asilo de ancianos insultó a su querida matriarca al decirle “asquerosa” y “retrasada”. Se alcanza a escuchar a Minnie llorando y pidiendo ayuda, la cual nunca llegó.

Leer también  Ella le deja a su beba a cuidado de su ex marido. Una hora después su vida es una pesadilla.

Y como si esto no fuera suficiente, resultó que esta empleada no era la única que había maltratado a Minnie. Otro asistente también aparece en el vídeo empujándola, pellizcándola y hablándole en tono muy agresivo. Teri Hardin, uno de los numerosos nietos de Minnie, resumió el hecho perfectamente: “Sin compasión alguna. Sin compasión”.

Puedes ver más detalles de este lamentable caso en este reportaje:

La familia llevó este vídeo a la Policía, donde inmediatamente tomaron cartas en el asunto. Los empleados que llevaron a cabo el abuso fueron despedidos inmediatamente, pero por desgracia, todavía no han pagado por su terrible crimen ante la justicia. Sorprendentemente, uno de ellos encontró un nuevo trabajo en otra residencia de ancianos. Ojalá que esta situación cambie cuando esta historia se difunda más.

Por desgracia, Minnie falleció pocas semanas después de la grabación del vídeo. “Definitivamente, esto afectó sus ganas de vivir”, comentó Hardin en una entrevista. Otra de sus nietas está convencida de que todos esos maltratos fueron tan duros y extremos que Minnie simplemente “se rindió”.

Sin duda, una forma horrible de vivir sus últimos días en este mundo. Ojalá que Minnie haya encontrado la paz antes de pasar a mejor vida. Al menos, sabía que sus seres queridos la amaban y que harían cualquier cosa para protegerla. Es hora de hacer justicia y asegurarse de que esas crueles e insensibles personas no vuelvan a hacerle daño a nadie más.

Visto en NoLoCreo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

couple-916x542

Mintió que estaba enfermo para no ir al trabajo. Pero su jefe lo descubre y lo trollea épicamente

Buscar: Todos hemos pasado por un momento en el que último que queremos es ir …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo