La triste historia de la mujer que decidió a qué hijo salvar

Waldo Mohamed Yusuf, de 29 años caminó durante dos semanas hacia Kenia con sus dos hijos, uno de 4 años y un bebe de 12 meses para huir de la hambruna. Su hijo el niño mayor cayó desmayado su madre se detuvo, vertió un poco de agua sobre su cabeza para reanimarlo, pero estaba inconsciente y no podía beber. Su madre pidió ayuda pero nadie se detuvo.

Entonces tuvo que tomar la decisión mas difícil que ningún padre debería tomar. “Finalmente, decidí dejarlo atrás, en el camino y al amparo de Dios“, confesó.

Mohamed Yusuf ya desde Dadaab. “En este momento vuelvo a experimentar el dolor de abandonar a mi hijo. Me despierto por las noches y pienso en él. Me siento aterrorizada cuando veo a un niño de su edad”, explica el sitio.

Foto: NoticiasRaras.es

Consecuencias

Dejar en el camino a un hijo para salvar a otro, marca de por vida a muchos padres que hoy huyen de su país para intentar sobrevivir en otro lugar. El doctor John Kivelenge, experto en salud mental del Comité Internacional de Rescate en Dadaab, admite que la madre somalí no tenía otra opción. “Es una reacción normal a una situación anormal. Ellos no pueden sentarse a esperar la muerte juntos“, explicó. “Pero después de un mes, sufrirán un desorden por estrés post traumático, lo que significa que tendrán recuerdos y pesadillas”.

PUBLICIDAD
Leer también  De haber sabido esto antes, habría regado sal por toda la casa cuanto antes. Es como magia!

No es la única historia

El caso de Mohamed no es el único. Faduma Sakow Abdullahi, también trataba de llegar a Dadaab con un bebé y con sus otros hijos de cinco, cuatro, tres y dos años. Todos Estaban a punto de llegar al campamento, a un día de distancia, cuando se detuvieron a descansar un momento. Sus dos hijos mayores se acostaron, pero no se volvieron a levantar.

Sakow se preguntó qué hacer. Llevaba agua en un envase de cinco litros, pero no era suficiente para todos. Decidió que debía abandonar a sus dos hijos de 5 y 4 años, pero no fue fácil. Se alejaba y volvía sobre sus pasos, incapaz de irse, hasta que se dio cuenta de que la vida de sus otros hijos también estaba en peligro y que no podía esperar mas.

Según la ONU, más de tres millones de personas necesitan “ayuda inmediata para salvar su vida”. Muchos medios han informado de cifras realmente sorprendentes. ¡Que impotencia!

Visto en: NoticiasRaras

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

escamas

Esta mujer estuvo 3 semanas cubierta de escamas de pescado. Cuando los médicos se lo quitaron, no lo podían creer.

Maria Ines Candido da Silva, de 36 años, se encontraba trabajando como camarera en un …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo