Lapida instalada en el muelle de Puerto Colombia anuncia su muerte en medio del “progreso”

Desde el sábado fue instalada una lápida como denuncia.

Héctor Borelly, el autor de la intervención ‘Fantasma’, junto a su obra, en la punta del primer tramo del muelle de Puerto Colombia que aún queda en pie.

Desde las tres de la tarde del sábado, una lápida decorada con flores rojas y corales muertos adorna la punta del primer tramo del viejo muelle de Puerto Colombia que aún se encuentra en pie.

PUBLICIDAD

La placa ha despertado la curiosidad,  el asombro y hasta la aprobación de los visitantes. Las ruinas del muelle reciben el incesante embate de las olas, como una especie de fantasmal monumento al olvido y la nostalgia.

PUBLICIDAD

Esta intervención en el espacio público, que bien podría pasar por una obra de arte, nació de una iniciativa ciudadana y particular. Según sus autores, va más allá de un simple acto de rebeldía, porque lo que busca es despertar conciencias y  erigirse en una denuncia pública.

Por lo menos así es como lo concibe el fotógrafo e ingeniero químico, Héctor Borelly, quien ideó el particular concepto, junto al actor y también ingeniero, Lenin Morón, quien fungió como asesor del diseño de la lápida.

La idea que se volvió denuncia.  “La idea nació como un proyecto fotográfico pero poco a poco fueron surgiendo los otros elementos. Es que la gente del municipio todavía asocia el muelle con el progreso, espera que vuelva  a resurgir y traiga de nuevo prosperidad, pero el muelle murió, es un fantasma y por eso el nombre de la intervención es ese, ‘Fantasma’”, dijo Borelly.

Ayer algunos turistas desprevenidos se tomaban fotografías con la curiosa intervención levantada en una base de  cemento y ladrillos.  Son dos placas  en porcelanato y  cerámica. Una grande que contiene un fragmento de un poema del poeta húngaro Jozséf Attila, con letras fabricadas en vinilo. Y otra pequeña que tiene las fechas de nacimiento y defunción del muelle, 1893 – 1943, según la investigación realizada por los autores de la intervención.

La lápida está rodeada por unos corales muertos, que representan, según los autores, el desastre ambiental que significó la construcción del muelle.

“Es como la nostalgia por el progreso. Como recordar algo que ya no va a ser. Es como  poético y a la vez muy real”, indicó Eduardo Torres, un visitante.

Leer también  Muy regionalista el discurso de alcalde de Medellín, el dolor y solidaridad es de toda Colombia y no del pueblo Antioqueño.

Borelly señaló que fueron tres meses de investigación y montaje y que invirtieron $600.000 en materiales, transporte y otros gastos.
Para Morón, más que una intervención, esta es una denuncia social. “Esperamos que la gente deje de mirar el muelle como su única esperanza, ya es hora que volteen su mirada en otros problemas que tiene Puerto Colombia, el muelle ya está muerto. Nosotros queríamos hacer algo y lo hicimos, pero desde el punto de vista estético y artístico”, indicó el ingeniero.

Según Jonathan Martínez, otro visitante,  con la decadencia del muelle se afectó mucho el turismo y es por eso que esta propuesta le parece interesante. “Hay gente interesada en contar cosas y esta es una manera de decir  lo que piensan y  es muy válido”, dijo el joven.

NO TIENEN AUTORIZACIÓN. “Este un monumento, un patrimonio, cualquier tipo de intervención requiere de una autorización del  Ministerio de Cultura”, explicó el alcalde de Puerto Colombia Carlos Altahona. Según el mandatario resulta lamentable que utilicen el patrimonio como un instrumento para mostrarse.

“Ahí no puede hacerse ninguna intervención, inmediatamente vamos a proceder   para hacer lo correspondiente”, agregó.

El proyecto de restauración de los primeros 200 metros del muelle, para usos turísticos,  tendrá un costo entre los 7.000 y los 10.000 millones de pesos, según contó Altahona.

“Hay que esperar que se de el licenciamiento ambiental,  porque ya se dio la facultad en San Andrés (mediante un Ocad) con regalías para la intervención de la estabilización de las playas del sector  que es lo primero”, informó el mandatario.

El proyecto debe ser entregado a la Gobernación a más tardar el 15 de diciembre. Y la Administración municipal estaría solicitando la autorización para hacer esa valoración al Ministerio de Cultura en los días subsiguientes y espera que en enero les sea dada la autorización para iniciar la intervención.

Altahona indicó que en marzo aspiran comenzar los trabajos de estabilización de las playas, que tendrán una duración de 6 meses. “Eso es lo primero, sin la estabilización de las payas no se puede hacer lo demás”, enfatizó.

Fuente: El Heraldo, por Carlos Polo

No te lo pierdas

imagenes apartamento rafael uribe noguera

Revelan fotos del apartamento donde encontraron el cuerpo de Yuliana Samboní

El medio de comunicación Noticias Caracol tuvo acceso a imágenes de la escena del crimen, …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo