A ella le gustaba levantar los pies en el coche. Será mejor que tú dejes de hacerlo

Bethany Benson, una estudiante universitaria de 22 años de edad, acaba de vivir una experiencia que nunca imaginó, ni siquiera, que era posible.

Ella y su novio conducían de regreso a su casa. Era de noche, y los dos habían visitado a la madre de Bethany, así que el viaje de vuelta les tomaría varias horas.

Bethany estaba cansada y se le ocurrió reclinar el asiento, levantar los pies, y reposarlos sobre el tablero para descansar y tal vez dormirse un rato.

Eso es algo muy común, muy probablemente todos lo hemos hecho alguna vez, y es algo que no debería presentar riesgo alguno… ¿correcto?

Dos vehículos delante de ellos ocurrió un accidente, un automóvil había chocado con una motocicleta, y delante de la pareja, un semi remolque tuvo que frenar bruscamente para evitar colisionar con el vehículo, y la moto, accidentados.

El novio de Bethany no alcanzó a frenar y se impactaron con el tráiler que tenían delante. Las bolsas de aire se desplegaron a 320 Kmph, lanzando las piernas de Bethany hacia atrás con violencia, y sus rodillas golpearon sus ojos, rompiendo su cuenca ocular, el hueso de la mejilla y la nariz. Su mandíbula se dislocó y terminó perdiendo el bazo.

Leer también  Una noche encontró una camisa encima de su auto. Entonces, supo que estaba en peligro cuando recordó lo que le contaron sus padres

Su novio recibió 100 puntos de sutura, pero a Bethany le tocó lo peor.

PUBLICIDAD

Las bolsas de aire, destinados a salvar tu vida en caso de un accidente, le causaron un daño permanente Bethany porque tenía los pies sobre tablero del coche. Sus pies quedaron aplastados y rotos. Ahora, Bethany es dos tallas menores de zapatos, y deberá encargar zapatos ortopédicos hechos a la medida, y muy caros, por el resto de su vida.

También su visión y audición quedaron afectados de manera permanente, y no tiene recuerdo alguno del accidente. Ella sufrió una hemorragia cerebral que la dejó con las capacidades mentales de una niña de 13 años de edad.

Bethany ahora vive con su madre, y ambas se han convertido en grandes defensoras del cinturón de seguridad y de la seguridad con las bolsas de aire. Juntas, esperan difundir la historia de Bethany y evitar que otras personas vivan su terrible experiencia. Se han comprometido con la prevención de esta clase de accidentes en el futuro, quieren advertir sobre el peligro de subir los pies al tablero del coche y no utilizar el cinturón de seguridad.

Visto en Perfecto

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover john travolta y su hijo

7 años después de la muerte de su amado hijo. John Travolta publica revelador y conmovedor mensaje.

Buscar: Perder a un ser querido es algo que duele muchísimo, pero perder a un …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo