Ellos son ‘Los faras’ la “subcultura” juvenil asociada a las nochadas en Barranquilla

Las nochadas o fiestas juveniles donde a la luz de la luna son convocados cientos de jóvenes en la ciudad ha sido el terreno propicio para que la subcultura de los ‘faras’ crezca en la ciudad. El término ‘fara’ proviene de la palabra ‘farándula’ o ‘faranduleros’ y cuentan con docenas de grupos en Facebook, donde sus líderes difunden su estilo de vida.

La mayoría son menores de edad y aunque lucen como ‘faras’, hablan como ‘faras’ y actúan como ‘faras’ ser catalogado dentro de este grupo es considerado como una ofensa.  “El gran dilema de los jóvenes barranquilleros de la actualidad es que ser señalado como ‘fara’, es ser ‘corroncho’ o una ‘boleta’, así que aunque sean ‘faras’ ninguno lo admite abiertamente”, cuenta la estudiante Natalia a PUBLIMETRO.

La socióloga e investigadora Marcela Otazua, quien ha documentado el tema sobre los fenómenos juveniles y políticos en la Plaza de la Paz, escenario de estos colectivos. Otazúa opinó que “los otros grupos de jóvenes de la ciudad, que realmente sí están comprometidos con una causa han catalogado a estos chicos como ‘los faras’, de allí nace que les digan ‘los faranduleros’, los superficiales que no profundizan en sus temas de interés”.

Su red social por excelencia es Facebook en páginas que mueven cientos de seguidores y comentarios en masa. “Tienen redes sociales, pero resaltan por su mala ortografía. Hay algunos perfiles que cuentan hasta con 21 mil seguidores y sus palabras favoritas son “Bienvenidos y mi rey”. Además, por hacer parte de esas redes y ganar más likes, sus líderes les dicen a sus usuarios “vamos a cotizarte” siguiéndose mutuamente”, explica Javier integrante de esta cultura y testigo de las nochadas.

En estas páginas de Facebook adjuntan sus números telefónicos reales para que sus seguidores puedan comunicarse directamente con ellos. “Sienten que viven como en un reality. Se toman fotos en barrios lujosos de la ciudad y no viven allá. Posan junto a carros costosos, pero no son de su propiedad. Es pura pose”, resalta Natalia.

La investigación de Otazua sobre estos grupos reveló que esos jóvenes se reconocen por medio de códigos de vestuario y lenguaje que solo ellos mismos identifican. “No se comprometen con una causa. Van a los eventos por moda y por posar para la foto, pero no están realmente inmersos en buscar un cambio social o un conocimiento, como otros grupos, que sí buscan una formalización y una transformación social de su entorno. Son pura fachada”, señaló la socióloga.

Narcisismo al extremo

En sus perfiles en Facebook la imagen y el estar a la moda es una prioridad para estos chicos, así como compartir sus transformaciones en sus redes. “Usan peinados tipo Dragón Ball Z y Gokú. Llevan pintas raras, como los artistas. Usan pantalones bombachos o que llaman tipo Aladino, camisas tipo batas largas, gorras de visceras  planas”, describe Javier.

Su apariencia la complementan con tatuajes, piercins, zapatos en colores estridentes y sombreros con variados estilos. “Viven en una total transformación física, casi semanal, con cortes de pelo y comportamientos muy femeninos en los chicos, por ejemplo, se pasan la plancha para alisar el copete y se aplican keratina para lograr el estilo de Justin Bieber”, agrega Natalia.

Estos peinados y estilos los han copiado de cantantes y futbolistas como Neymar.  “No tienen plata, no tienen trabajo y se creen famosos y por eso imitan las pintas de Kevin Flórez, Óscar Prince o Twister porque su música es el género urbano”, indica Javier.

Yo engendré a mi bebé en una nochada

Para organizar un encuentro o fiesta actúan de forma rápida publicando eventos en Facebook en grupos como ‘Sexo alto voltaje’. “Piensan que la vida es como la televisión, viven en un mentira, que simulan con una fiesta improvisada como una celebridad”, asegura Javier.

Leer también  11 colombianas fueron detenidas en Madrid. Una está embarazada, con cocaína en la vagina.
PUBLICIDAD

Estos jóvenes aprovechan casas desocupadas, alquilan residencias y patios para organizar fiestas a donde acuden traficantes de drogas y menores, por igual.

Yurlenis hace parte de uno de los múltiples testimonios que las autoridades y diversas Ongs de la ciudad están recogiendo para explicar el fenómeno de las nochadas. Esta menor de edad aseguró que tuvo su primer hijo producto de una nochada. Actualmente tiene un bebé de un año. “Las relaciones sexuales eran rápidas en baños y cuartos desocupados. En cinco minutos se comían a una peladita. En una noche podían tener sexo casual con cinco o tres personas”, narró la joven.

Según los testimonios, en estas nochadas se producían encuentros sexuales de todos géneros. “Allí había cuartos para los homosexuales, bisexuales y lesbianas todos contra todos”, comentó Yurlenis.

También les ofrecían drogas, entre ellas, la más popular era la cocaína. “Los faras por tratarse de jóvenes que todavía están formando un criterio y pensamiento son propensos a caer en este tipo de nochadas o eventos porque se dejan influenciar por sus amigos y así se dejan manipular”, concluyó Otazua.

En contra de las nochadas

La Gobernación del Atlántico puso en marcha un plan de choque para contrarrestar las ‘nochadas’, fiestas clandestinas en las que menores de edad están expuestos al consumo de alcohol, drogas y sexo.

Hasta la fecha han sido capturados 138 jóvenes participando en estas fiestas ilícitas en Barranquilla y Soledad.

El subsecretario de Participación Ciudadana, Edgardo Mendoza Ortega, señaló que ya se coordinó con la Policía incrementar las labores de inteligencia en los sectores del Departamento donde se realizan estas actividades prohibidas.

Esta medida fue tomada durante la reunión de la Mesa Departamental de Infancia y Adolescencia y Fortalecimiento en la que tiene asiento la Secretaría del Interior de la Gobernación, allí se establecieron estrategias conjuntas de prevención y seguimiento para contrarrestar las ‘nochadas’.

El subsecretario de Participación Ciudadana aseguró que habrá sanciones para los padres de familia que no se hagan responsables de sus hijos, debido a que son muchos los riesgos a los que se están exponiendo los jóvenes. Entre las sanciones están amonestaciones en privado y trabajo social por 48 horas. En caso de reincidir, el Icbf entrará a imponer sanciones más drásticas.

Agregó Mendoza Ortega que la Gobernación hace acompañamiento en estos casos y pondrá a disposición un grupo de abogados para estudiar las sanciones que se le impondrán a los adultos que presten las viviendas para el ilícito, además, señaló que las autoridades cuentan con una completa investigación en la que se detalla las organizaciones, líderes, sectores e inmuebles donde son frecuentes estos eventos y se pone a los menores en estado de vulnerabilidad.

La secretaria de Gobierno de Soledad, Elsa Carreño, anunció que la administración municipal estará participando, de manera activa, en el proceso de seguimiento a las ‘nochadas’.

La funcionaria expresó que son muchos los sitios que se están prestando para ese tipo de eventos y advirtió que la Alcaldía de Soledad, de la mano de la Gobernación del Atlántico y las entidades competentes, “estarán encima para evitar que estos hechos no se registren”. En caso de no ser así, las autoridades judiciales podrán realizar acciones como la confiscación de los inmuebles en los que se hagan estas fiestas ilegales.

Visto en Publimetro por Lina Robles

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover mamá costeña

¿Que es una mamá costeña? ¡Esta es la descripción de Una súper mamá!

Buscar: En las familias costeñas una mamá es el motor del hogar, el pilar, es …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo