Los médicos autorizan el suicidio asistido a una víctima de abuso sexual con 20 años: ¿LOCURA O SOLUCIÓN?

PUBLICIDAD

Su caso es el primero en el que se aplica la eutanasia por problemas psicológicos y no físicos

Una mujer de 20 años. Una mujer que sufrió abuso sexual repetido desde que tenía 5 años y hasta los 15. Diez años de tormento que han dejado su huella. Hasta el punto de que esa mujer prefirió no seguir viviendo.

El abuso acabó, pero esa experiencia traumática y horrible hizo que la víctima sufriera múltiples secuelas. Entre ellas, trastorno por estrés post-traumático, anorexia severa, depresión crónica, alucinaciones y convulsiones que la mantenían postrada en la cama. La mujer no conseguía recuperarse de estos graves problemas, pese a llevar años y años de tratamiento intensivo. Así que ella misma pidió a sus médicos que le practicaran la eutanasia.
En Holanda el suicidio asistido es legal desde 2002, produciéndose el año pasado 5.561 muertes por eutanasia

En Holanda el suicidio asistido es legal desde 2002, produciéndose el año pasado 5.561 muertes por eutanasia. Los especialistas fueron conscientes de que los problemas de esta mujer eran incurables y dieron el visto bueno al procedimiento.

Según los médicos, la mujer era totalmente competente y no había una depresión mayor u otros desórdenes mentales que afectaran a su juicio a la hora de elegir la muerte. De manera que esta mujer pudo por fin cumplir su deseo y acabar con años de dolor y sufrimiento derivados del trauma.

Aunque esta historia ocurrió hace un año, es ahora cuando sale a la luz gracias a una serie de documentos revelados por la Comisión Estatal para la Eutanasia de Holanda. Su caso supone el primero en el que la eutanasia se aplica a una persona no por problemas físicos, sino de tipo psicológico.

El caso de esta mujer, revelado por la Comisión Estatal para la Eutanasia de Holanda, es el primero que trasciende públicamente en el que la muerte asistida se aplica a una persona no por problemas físicos, sino de tipo psicológico
La noticia ha causado gran controversia y muchas han sido las voces que se han mostrado en contra de la medida. Las críticas están siendo siendo especialmente intensas en Gran Bretaña, donde el debate sobre la muerte asistida tiene al espectro político y a la opinión pública dividida.

“Casi que transmite el mensaje de que si una persona es víctima de abusos y a causa de ellos desarrolla enfermedades mentales, se la castiga matándola, que el castigo por el delito de ser víctima es la muerte”, se quejó Robert Flello, diputado del parlamento británico.

Leer también  El "Tino" Asprilla se viste de porrista para alentar a la Selección Colombia en la Copa América (El vídeo da mucha risa)
PUBLICIDAD

” Lo que esa mujer necesitaba en un momento desesperado de su joven vida era ayuda y apoyo para superar sus problemas, no la opción de la eutanasia”, se lamentó la diputada conservadora Fiona Bruce, presidenta del grupo Pro-Vida del Parlamento británico, al conocer la noticia.

“Es preocupante y aterrador que los profesionales de salud mental puedan considerar la eutanasia en cualquiera de sus formas como respuesta a las heridas complejas y profundas del abuso sexual”, declaró al Daily Mail Nikki Kenward, del grupo en favor de los derechos de los discapacitados, Distant Voices.

Las autoridades holandesas, sin embargo, difundieron los detalles del caso convencidas de que puede servir de ejemplo para justificar la legalidad —y la necesidad de su despenalización en aquellos países donde aún no se contempla— de la eutanasia, subrayando los altos niveles de supervisión médica que pesan sobre cualquier decisión de muerte asistida que se ejecuta en el país.

“La eutanasia se ha convertido lentamente en algo cada vez más normal y difundido y muchos otros tipos de sufrimiento, sobre todo existencial, social y psiquiátrico se han convertido en motivo suficiente para pedir la eutanasia”

La realidad es que, en el país de los tulipanes, poder decidir sobre la muerte propia es un derecho fundamental. Aunque también hay quien se arrepiente de haber llegado a esa situación.

“La eutanasia se ha convertido lentamente en algo cada vez más normal y difundido (los números han aumentado de 1.800 a 5.500) y muchos otros tipos de sufrimiento, sobre todo existencial, social y psiquiátrico se han convertido en motivo suficiente para pedir la eutanasia”, comenta Theo Boer, miembro durante nueve años de la Comisión de control holandesa para vigilar la ejecución de la ley sobre muerte asistida, en esta entrevista. “El solo hecho de ofrecer la eutanasia crea su demanda”, sentencia.

Década y media después de la despenalización de la ayuda a morir, la pregunta sigue en el aire: ¿un sufrimiento de tipo existencial, social o psiquiátrico, que no tenga que ver con una enfermedad terminal, debe ser motivo suficiente para pedir la eutanasia?

El solo hecho de ofrecer la eutanasia crea su demanda

La pregunta sigue en el aire: ¿un sufrimiento de tipo existencial, social o psiquiátrico, que no tenga que ver con una enfermedad terminal, debe ser motivo suficiente para pedir la eutanasia?

Visto en LogicaEcologica

No te lo pierdas

cover fb post madre

Pediatra colocó un cartel en su consultorio que se hizo tan viral que revoluciona a las madres

PUBLICIDAD Aunque nadie sea experto al comienzo, todos los padres tienen su propia opinión sobre …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo