Los médicos están pidiendo a los padres que dejen de dar a sus hijos estos Cheetos

La demanda que la comida chatarra tiene es cada vez más grande, es verdad que son muy ricas las papitas, los cacahuatitos y todas las botanas que suelen rodearnos. En especial lo picoso, siempre es lo que más suele parecernos atractivo y que decir de los deliciosos pero también muy peligrosos para nuestra salud, Cheetos Flamin Hot,  los cuales los médicos están aconsejando a los padres no permitir que sus hijos consuman pues han determinado que son nocivos para la salud.

Incluso, han expuesto que su consumo frecuente puede hacer que la persona termine en el hospital debido a sus efectos secundarios y los componentes peligrosos que poseen.

La doctora Kathleen Berchelmann labora en el hospital St. Louis Children en Estados Unidos. Expone que este snack se elabora con las cantidades precisas para hacerlos adictivos, tales como grasas saturadas, azúcar y sal, mismos componentes que terminan provocando daños a la salud cuando se consumen con frecuencia. Posiblemente los adultos puedan resistirse más a ellos pero no los niños, suelen acabarse un paquete completo e incluso a veces más de uno.

Comer este tipo de alimentos que contienen grasas muy procesadas terminan perjudicando la salud, en especial cuando contienen especias muy picantes, pues terminan irritando el estómago y a la larga ocasionar gastritis. Además, la doctora expone que su consumo frecuente podría provocar que dichas especies se peguen a lo largo del tracto gastrointestinal (incluyendo el esófago), intestino delgado, duodeno, estómago, etcétera. La persona podría llegar a sentir dolor en el abdomen superior y este mismo subir hasta el pecho.

Leer también  Padre soltero conmueve al mundo: lleva a sus hijas a comer y él las ve; tenía poco dinero
PUBLICIDAD

Es cierto que cada organismo reacciona diferente, pero son aún menos recomendables para pacientes que ya han tenido una mala experiencia con el reflujo y la acidez, pues la respuesta podría ser aún más negativa y escandalosa.

Un claro ejemplo de lo peligroso que son, es que son muy inflamables por su composición

Incluso los componentes de estos Cheetos son tan fuertes que hasta las heces terminan cambiando a color rojo una vez que se consumen. Muchos padres que ya pasaron por la experiencia llegaron a creer que se trataba de sangre, llevándose así un gran susto además de una visita al hospital.

Las heces de dicho color no necesariamente deben causar pánico pero es la respuesta que tiene el organismo de que ya se ha consumido demasiado. Tu cuerpo te agradecerá si los evitas o si sólo pruebas uno y por favor, evita que tus pequeños los consuman.

Recuerda llevar una alimentación balanceada e incluir frutas y verduras a ella. COMPARTE esta valiosa información por la salud de los más pequeñitos.

Visto en PorqueNoSeMeOcurrio

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo