Saltar al contenido

Los médicos piden a padres de familia no dar Coca Cola a sus hijos

Todos los profesionales en nutrición infantil sugieren que el agua es la mejor elección para la hidratación de los niños y que en caso de tomar jugos, estos sean naturales.

Todos los días permea más el estilo saludable de vida, que incluye tener una nutrición más sana y mejores hábitos de sueño, higiene y actividad física, todavía es muy grande el número de niños y de adultos que consumen refrescos.

La mayor parte de las personas todavía no tienen conciencia de lo que genera el consumo de refrescos o de una Coca-Cola, generalmente comparten que los refresca y que su sabor es de cierto modo agradable, pero lo que pasa realmente con su cuerpo mientras toma cualquier refresco no lo saben.

Por esta razón el farmacéutico Niraj Naik, decidió hacer pública tal información y explica qué es lo que pasa en nuestro cuerpo al consumir refrescos de Cola. Sumado a esta iniciativa, médicos alrededor del mundo están pidiendo a los padres que dejen inmediatamente de darles Coca Cola a sus hijos.

La razón no podía ser más convincente: la bebida destruye los huesos de los niños, mermando el desarrollo hasta la edad adulta. Esto también es perjudicial para los adultos, pero tiene más efecto en los niños porque el refresco y sus químicos “disuelven” los nutrientes del cuerpo que se utilizarían para reforzar, por ejemplo, los dientes y huesos.

Los refrescos están compuestos de azúcares tales como sacarosa, glucosa, fructosa, por lo tanto son una fuente rápida y concentrada de energía. Hay estudios que muestran una relación entre el incremento en el consumo de refrescos y la prevalencia de la obesidad hasta en un 34%.

Se habla de que el consumo de un litro por día durante tres semanas se traduce en la ganancia de 1 kilogramo de peso. La obesidad infantil está relacionada con muchos factores dentro de los que se encuentra el sedentarismo, que se intensifica en época de vacaciones (julio y agosto); y los niños dedican gran parte de su tiempo a la televisión, juegos de video, computadora, etcétera.

En la mayoría de las ocasiones consumen refrescos durante este tiempo, lo que se traduce en una disminución del gasto energético mientras se incrementa el consumo de energéticos, lo que puede llevar a la obesidad.

¿Cuál es la relación entre el consumo de refrescos y la presencia de caries dental?

En la placa dental se encuentra una bacteria que transforma los azúcares contenidos en el refresco, produciendo ácido láctico, el cual en los primeros diez minutos de su consumo, provoca que se disuelva el esmalte dental y se produzcan caries. Asimismo, estas bebidas son ácidas, que al sumarse a lo anterior, ocasionan mayor daño a la salud dental.

Es importante consumir líquidos durante y después de realizar alguna actividad física, sin embargo dependiendo del ejercicio realizado y su duración se debe elegir la bebida a consumir.

Leer también  Así es el cáncer de estómago, el más mortal de toda Colombia

Los refrescos no cumplen con las características nutricionales para compensar estas pérdidas, ya que contienen grandes cantidades de azúcares 110 g/litro, mientras que las bebidas para deportistas contienen 60 g/litro, tienen poco sodio comparado con el que tienen las bebidas para deportistas (15-50 mg./litro y 410 mg./litro respectivamente) y no cuentan con todos los minerales que se requieren, por lo tanto NO deben ser utilizados para reponer minerales perdidos durante el ejercicio.

A continuación, te enlistamos lo que le pasa a tu cuerpo a los minutos de consumir dicho producto:

En los primeros 10 minutos.

Una lata de refresco de Cola contiene el equivalente a 10 cucharadas de azúcar.
¿Cuántas enfermedades crees que puede traerte esta cantidad de azúcares?

En los próximos 20 minutos.

Por el exceso de azúcar, el cuerpo tiene una explosión de insulina y todo el azúcar pasa a tu torrente sanguíneo. Demasiado trabajo para tu hígado que acaba convirtiendo toda esa azúcar en grasa.

A los 40 minutos.

Se completa la absorción de cafeína. Entonces tus pupilas se dilatan, sube la presión arterial y los receptores de adenosina en tu cerebro se bloquean, impidiéndote esto conciliar el sueño.

60 minutos.

Tu metabolismo aumenta a causa del ácido fosfórico que “sostiene” el calcio, magnesio y zinc en tu intestino.

70 minutos.

La función diurética de la cafeína comienza, entonces también las ganas incontrolables de ir al baño. Se elimina a través de la orina el zinc, magnesio y calcio, mismos que deberían ir justamente a los huesos al igual que el sodio y el agua.

80 minutos.

Al llegar aquí, el cuerpo acabará por eliminar toda el agua que hemos ingerido y además tendremos como un ¨shock¨ a causa de los azúcares consumidos en exceso. De igual manera, tu humor cambiará, puedes volverte más lento o sentirte irritado, comienza el efecto en sentido contrario, del exceso de energía a la falta de ésta.

Todos los expertos en nutrición infantil recomiendan que el agua es la mejor elección para la hidratación de los niños y que en caso de ingerir jugos, estos sean naturales, ni los refrescos -con o sin gas- ni los jugos naturales -que también contienen, aunque en mucha menor medida, azúcar- deben considerarse como sustitutos del agua.

Otro efecto negativo es que los refrescos tienen un efecto saciante más bajo que el agua, en consecuencia, tomar refrescos aumenta la cantidad de calorías que ingieren los niños propiciando el sobrepeso y la obesidad.

Estas son las valiosas razones por las que no deberías consumir Coca-Cola ni dejar que tus pequeños la beban.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo