Madre descubrió a su hija de 13 años jugando al ‘sexting’. La castigó de la forma más humillante de todas

A veces podemos pensar que nuestros padres fueron un poco severos con nosotros cuando nos regañaban cuando pequeños, pero la historia que les contaremos a continuación es probable que deje a tus progenitores atrás en la escala de castigos. Y es que se trata de una mujer, residente en Estados Unidos,  que sorprendió a su hija de 13 años jugando al sexting y enviando fotografías de contenido sexual a sus contactos de Facebook y encontró una forma bastante extraña de castigar a  su hija por ello.

PUBLICIDAD

La madre se enojó bastante y obligó a su hija a pararse durante dos horas en una esquina portando un letrero que decía la siguiente frase:

PUBLICIDAD

“Tengo 13 años y pido fotos de penes”.

Y eso no es todo, pues testigos aseguran que la mujer estacionó su carro al frente del lugar donde la niña tenía que estar sosteniendo el letrero para así cerciorarse de que no lo escondiera.

Varios transeúntes se burlaron de la niña y algunos llegaron incluso a llamar a la policía. Y es que realmente algunas personas alegaban que la forma de castigo de su madre era un abuso. Sin embargo, la policía dijo que la situación no era propicia para ser catalogada como explotación infantil y el tema quedó hasta ahí.

Leer también  A 23 años de la muerte de Pablo Escobar Gaviria, todavía persiste el mayor enigma

Un castigo bastante severo y que puede que haga que la hija de esta mujer lo piense dos veces antes de enviar fotografías sexuales. Sin embargo, también puede ocasionar algún trauma en esta pequeña, en una edad que cualquier situación vergonzosa puede traer profundas consecuencias para su personalidad.

¿Estás de acuerdo con el castigo de esta madre?

Visto en Upsocl

No te lo pierdas

car-compressed

Carolina Herrera critica fuertemente a las mujeres maduras que visten como jóvenes

Todos hemos escuchado hablar sobre Carolina Herrera o tal vez tengamos algo con dicha marca, …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo