Saltar al contenido

Madre golpeaba y obligaba a sus hijas a tener sexo sin protección con su esposo

Frente al ente acusador, la pareja juró que la situación en su casa era normal, como cualquier otro núcleo familiar e insistió que les daban un “trato amoroso y correcto” a las niñas.

Una aberrante e indignante historia se hizo pública este martes en Colombia: una madre presionaba y maltrataba a sus hijas de 13 y 15 años para que accedieran a los vejámenes sexuales  por parte del marido de ella. Según con la Fiscalía General de la Nación, este suceso se registró en Bogotá.

Los hechos que investigó la Fiscalía fueron puestos en conocimiento por un defensor de familia adscrito al ICBF el 10 de marzo de 2017. El informe inicialseñalaba que una madre biológica y un hombre explotaban sexualmente a sus hijas.

No obstante, solo hasta este año fue condenada la mujer a 32 años y seis meses de cárcel y su esposo a 30, responsables de los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, en concurso con acto sexual con menor de 14 años y acceso carnal violento.

De acuerdo con la institución, ante el ente acusador, la pareja juró que la situación en el hogar era normal, como cualquier familia e insistió que les daban un “trato amoroso y correcto” a las menores.

A lo largo de las entrevistas hechas a las víctimas, la menor de 15 años lloró, afirmó que ya hace tres años el padrastro abusaba sexualmente de ella. Además, admitió que su madre la golpeaba cuando ni ella, ni su hermana accedían a acostarse con el hombre.

Leer también  Mató a su esposa y fingió ser enfermo mental por un año para evadir a la justicia

En la sentencia, el juez 20 de conocimiento señaló: “es inconcebible que una madre haya permitido los ultrajes y vejámenes contra sus hijas, a quienes obligó a planificar porque su compañero permanente no usaba protección”.

La Fiscalía General dió a conocer el abuso y acceso carnal violento con testimonios de otros familiares, vecinos y las víctimas; además de los reportes rendidos por tres psicólogas, un trabajador social,  tres doctores y un defensor de familia.

Asimismo, las especialistas del ICBF, quienes tuvieron contacto con las menores afectadas, afirmaron que las niñas se veían muy deprimidas, señalaron en sus diagnósticos que “en un comienzo eran evasivas y retraídas por la manipulación de su madre, quien las amenazaba y las dominaba en sus voluntades”. Aunque las menores negaban todo por miedo, siempre lloraban en la mitad de las entrevistas y contaban los detalles de las agresiones que soportaron.

Ante estos hechos, el juez ordenó enviar a los condenados a la cárcel El Buen Pastor y la penitenciaría La Modelo.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo